¿Por qué limpiar el cepillo del cabello? Tips para hacerlo

¿Por qué limpiar el cepillo del cabello? Tips para hacerlo

El cepillo del cabello puede llegar a ser un foco de bacterias que perjudiquen la salud del cuero cabelludo. Te contamos cómo realizar una buena limpieza de este utensilio.

¿Sabes limpiar el cepillo del cabello? Es normal que empiece a acumular hebras con cada peinada. Algunas de ellas se revientan durante el proceso o se caen para darle paso a nuevos pelos. Sea como sea, en nuestro utensilio empiezan a acumularse más que cabellos, por lo que es importante limpiarlo con regularidad.

Realizar este proceso de limpieza y desinfección, sin duda alguna, evitará que se presenten alteraciones que afecten el cabello o el cuero cabelludo. Esto es debido a que en él se van quedando partículas de polvo, aceite proveniente de los productos que usamos o que segrega la piel de la cabeza, bacterias y contaminantes del ambiente.

Compartimos contigo algunos tips que facilitarán el proceso de limpieza, evitando que esa suciedad crezca con cada uso y termine afectando al cabello.

¿Por qué es importante limpiar el cepillo del cabello?

Como lo mencionamos, el cepillo del cabello puede convertirse en un foco de suciedad, bacterias y hongos. De hecho, así lo han demostrado estudios que en identificado que en el cabello de la cabeza, las cejas y la barba habitan distintos microorganismos que provienen del entorno.

Por tanto, el lavado del cabello y la desinfección del cepillo son fundamentales para evitar que estos microorganismos proliferen. Es ideal que la limpieza sea conjunta, pues al peinar el cabello limpio con un peine sucio podemos regresar las bacterias y suciedad que se ha quedado allí.

¿Cada cuánto se recomienda limpiarlo?

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Dermatología, al día se pierden entre 50 y 100 hebras. La mayoría de ellas terminan enredadas en el cepillo. Así que haz la cuenta: ¿cuántos cabellos pueden acumularse a la semana o al mes? Bastantes, ¿verdad?

Es por esto que, pese a que no existe un reglamento del lavado del cepillo del cabello, se recomienda hacer el proceso de limpieza de forma frecuente. Esto podría ser de la siguiente manera:

Una vez cada semana si aplicas muchos productos en tu cabello, especialmente fijadores o tratamientos que no se enjuagan.

Una vez cada dos semanas si sueles llevar tu cabello limpio y usas pocos productos, tratamientos u óleos.

En todo caso, puedes retirar el exceso de hebras que se quedan atascadas en el cepillo cada día.

Cómo limpiar el cepillo del cabello

Limpiar y desinfectar el peine es muy fácil, no toma mucho tiempo y se puede acompañar el proceso con insumos naturales como el bicarbonato de sodio, que no altera el pH de la piel. Por el contrario, ayuda a regularlo y no dañará o maltratará nuestro cepillo.

Veamos un paso a paso de cómo realizar esta limpieza de forma efectiva.

1. Retira el exceso de cabello

Si se nos ha pasado quitarle las hebras acumuladas al cepillo, debemos empezar por hacer esto. Dependiendo del tipo de cepillo y el exceso de pelo, puede ser algo complicado hacerlo con las manos. Si es así, usa un peine cola de rata para ayudar.

También puedes emplear otro tipo de peine de cerdas rígidas, unas tijeras o un elemento con punta. Realiza este paso con cuidado para no lastimarte.

2. Remoja para quitar el mugre del cepillo

Aunque ya no queden pelos visibles, es necesario remojar el cepillo en agua tibia con champú o bicarbonato de sodio para eliminar los microorganismos y la mugre que queda en los espacios que no podemos ver. Así es como deberás hacerlo:

Coloca un poco de agua tibia en un recipiente de plástico.

Agrega el champú o bicarbonato y revuélvelo para que se disuelva bien.

Para una acción más eficiente usa champú y bicarbonato juntos.

Si el cepillo es completamente de plástico, sumérgelo todo y agítalo. Déjalo allí por cinco minutos.
Para los cepillos que tienen algún acolchado en el mango u otra zona, es importante que esta área no entre en contacto con la solución que hemos preparado. En este caso, sumerge el cepillo boca abajo y que el nivel del agua sea el suficiente para remojar las cerdas.

El punto anterior aplica para los cepillos de madera.

3. Retira las partículas de mugre con un cepillo de dientes

Si durante el proceso de remojo y agite observas que ciertas partículas de mugre siguen adheridas al cepillo, será necesario retirarlas con un cepillo de dientes. Para ello, saca el cepillo de la solución antes mencionada, agítalo para quitarle el exceso de agua y empieza a peinar las cerdas.

Si sale mucha mugre podrás sumergir el cepillo nuevamente en el agua tibia para retirarlo y seguir haciéndolo hasta que estés satisfecho con la limpieza.

4. Desinfecta el cepillo

Este paso extra para desinfectar es opcional. Para ello solo vas a necesitar un tazón con agua tibia y un poco de vinagre blanco:

Mezcla media taza de vinagre blanco con media taza de agua tibia.

Sumerge el cepillo por unos 15 a 20 minutos.

Dependiendo de los materiales con los que está hecho, ten presentes las recomendaciones del primer punto.

Continúa con el próximo paso.

5. Seca el cepillo

Una vez culminado el proceso de limpieza, lava el cepillo con un poco de agua fría o tibia. Agítalo y ponlo boca abajo sobre un paño seco. Déjalo secar y listo. ¡Así podrás tener un cepillo de pelo completamente limpio!

Disfruta usar un cepillo del cabello limpio

Ahora sabes cómo limpiar y desinfectar tu cepillo del cabello. Recuerda hacer este proceso como mínimo dos veces al mes. De esta manera eliminarás cualquier amenaza que pueda opacar la salud de tus hebras y la piel del cuero cabelludo.

Con información de Mejor con Salud

EB

Categoria: