Potencia tu libido y disfruta a plenitud el mes del amor

Potencia tu libido y disfruta a plenitud el mes del amor

La preocupación de los seres humanos por hacer de nuestra faceta sexual algo plenamente satisfactorio, nos ha llevado a buscar en la naturaleza, en el mundo animal e, incluso, en la ciencia, un remedio para mejorar nuestras relaciones amorosas. La dieta no podía ser menos.

Desde el principio de la historia el vigor sexual ha sido una de las cualidades más apreciadas entre los hombres. Para lograr aumentar la potencia sexual se han inventado cantidad de fórmulas. Entre las más famosas están las que relacionan el alimento con el sexo. Son muchas las leyendas que rodean a algunos condimentos, mariscos o postres como potenciadores del orgasmo, pero la sugestión y el poder de la mente siguen siendo el principal recurso para seguir confiando en ellos.


Comer es un placer

La relación placentera que nos supone el acto de comer no es de ahora. Hace más de 4.000 años los egipcios ya utilizaban alimentos supuestamente afrodisíacos al igual que los romanos, los árabes y los griegos. Precisamente estos últimos fueron quienes dieron pie al término, inspirándose en su diosa del amor y la belleza, Afrodita. En la antigua Roma, donde imperaba la máxima del exceso, era habitual que la clase alta celebrase sus fiestas rodeada de grandes banquetes y exquisitos manjares. Por no hablar de las Bacanales, fiestas en donde se honraba al dios Baco, divinidad asociada al vino. Momentos de ocio, juego, diversión y placer que, a lo largo de los años, se han ido asociando a una mesa llena de alimentos. Aunque tampoco hay que pasarse, ya que los últimos estudios indican que la obesidad disminuye el apetito sexual.

Más allá de herencias históricas, comer también es un placer debido a las reacciones químicas que se producen en nuestro cuerpo. En donde, curiosamente, el control lo tiene el cerebro y no el estómago. ¿Quién no ha suplido un momento de soledad, tristeza o aburrimiento con una visita a la nevera? Esto sucede porque cuando ingerimos algún alimento nuestras neuronas segregan una hormona llamada dopamina, relacionada con los procesos de placer, felicidad y satisfacción, la cual provoca en nosotros una sensación de tranquilidad, ánimo y gozo. Ahora podemos entender mejor porque los encuentros amorosos suelen estar precedidos de una situación culinaria.

Meetic, el portal de búsqueda de pareja y amistad a través de Internet, se interesó por esta relación y en su estudio sobre el amor y la comida confirmaron que a los europeos les gustaba conquistar a sus posibles parejas a través del estómago, como suele decirse. Los más numerosos, un 35 por ciento de los encuestados, señalaron que su opción favorita para una primera cita era acudir a un restaurante tradicional; también hay quien prefiere demostrar sus habilidades culinarias (un 14 por ciento manifestó que prefería invitar a su pareja a casa y cocinar), o por qué no, pasándole la responsabilidad a otro (un cinco por ciento contemplaba la idea de acudir a cenar a casa de un amigo acompañado de la nueva pareja). Entonces, ¿es cierto que a través de la alimentación podemos ser mejores amantes y reproductores? Veamos cómo.

Aunque haya personas que crean en los efectos afrodisíacos de ciertos alimentos, la certeza científica niega que existan productos milagrosos que consigan que mejoremos nuestras capacidades sexuales. Según diversos estudios de la FDA (Found and Drug Administration, sus siglas en inglés), la agencia del gobierno de Estados Unidos que se encarga de regular todo lo relacionado con el ámbito sanitario (alimentos, medicamentos, equipos médicos, cosméticos…), parece ser que no existe una clara evidencia de que estos determinados alimentos sean de ayuda a la hora de mejorar los trastornos sexuales que sufren determinadas personas.

Sin embargo, sí está constatado que la actividad sexual está regulada por las hormonas, sintetizadas por el organismo a través de la alimentación; así se sabe, por ejemplo que un déficit de cinc inhibe el deseo, provoca retraso en el crecimiento y en la maduración sexual, y que unida a la falta de ácido fólico y de antioxidantes puede incluso afectar a la capacidad de la reproducción masculina. Por ello, se insiste en que determinados productos y alimentos nos pueden ayudar a potenciar nuestra libido. Estos son:

Las ostras, almejas y el marisco en general, si por algo son famosos es por su alto contenido en cinc. Un mineral implicado en el crecimiento y desarrollo de los órganos sexuales y del que depende la hormona sexual masculina, la testosterona.

La miel es un alimento de alto valor energético por su riqueza en vitaminas y minerales. Puede que sean sus propiedades como reconstituyente lo que la hacen irresistible para los amantes.

La vainilla dicen que tiene un efecto euforizante con efectos en el sistema nervioso central y, por su olor, actúa indirectamente en la estimulación sexual.

La canela desde tiempos inmemoriales ha tenido fama de ser una especia muy estimulante, especialmente para las mujeres. Suele utilizarse para aromatizar postres, pero hay quién también la utiliza en salsas, guisos o sopas.

El azafrán, al parecer tiene propiedades estimulantes de las zonas erógenas, y ya fue utilizado como afrodisíaco por asirios, griegos, fenicios, árabes, etcétera.

La jalea real es un potente estimulante lleno de aminoácidos que posee una reconocida acción reconstituyente.

El gingseng se ha puesto de moda en los últimos tiempos como tónico generalizado, pero cuenta con una tradición milenaria en Oriente: los chinos, por ejemplo, lo consideraban una hierba divina. Tiene fama de ser un eficaz potenciador sexual.

El cacao es un producto rico en antioxidantes, contiene una sustancia llamada teobromina que hace que nuestro cuerpo segregue endorfinas, la hormona del placer. Además, tiene un alto efecto revitalizante sobre el sistema nervioso: ayuda a combatir la fatiga y actúa como estimulante de las facultades mentales. Dos ventajas a tener en cuenta para mejorar el rendimiento sexual. Cuando lo tomes, mira que en el etiquetado ponga que contiene más del 70 por ciento de cacao.


Chocolate: El afrodisíaco más usado

Este dulce alimento es protagonista en las cenas y comidas de múltiples parejas, la última encuesta realizada por SexPlace, tiendas especializadas en erotismo, preguntó a más de 3.500 usuarios sobre qué alimento utilizaban más con sus parejas, siendo el chocolate y las trufas como uno de los más utilizados, en el 74,5% de los encuestados, al que le seguían alimentos como las ostras o las fresas. Algo en lo que también coinciden los que se sometieron al estudio de Meetic, en donde los dulces y postres con chocolate eran los más indicados para acelerar el romance para el 57 por ciento de los europeos.

Fuera de nuestras fronteras, los británicos no tienen duda, y continúan apostando por el poder afrodisíaco del chocolate, afirmándolo así el 66 por ciento de los encuestados. Siendo también el postre favorito de los usuarios de AshleyMadison.com, la página web líder dedicada a ayudar a hombres y mujeres casados a tener una aventura de forma discreta, ha lanzado una encuesta entre más de 2.300 usuarios de toda España para conocer el menú elegido para deslumbrar en una cita extramatrimonial, en donde, uno de cada dos usuarios eligieron el chocolate negro por su sabor intenso, mientras que el chocolate con leche estaría en segundo lugar con un 29,9 por ciento de los votos.


Alimentos para subir el tono sexual

No sólo de placer vive el hombre. Muchas parejas se enfrentan a diario a problemas de disfunción eréctil o de infertilidad haciendo imposible que el objetivo de la relación sexual tenga un final feliz.

La mayoría de los casos de disfunción eréctil, el 70-80 por ciento, están asociados a alteraciones físicas y no psicológicas. El problema puede producirse por la incapacidad de los vasos sanguíneos dentro del pene para almacenar la sangre; porque exista daño en los nervios del pene o en área pelviana o por causas de otro tipo (vasculares, hormonales, farmacológicas, neurológicas…). De ahí que los expertos recomienden visitar al especialista ante la aparición de los primeros síntomas, ya que puede ser un aviso de un futuro problema cardiaco, un factor que predispone a padecer patologías como la diabetes, la hipertensión arterial o los problemas circulatorios, tal y como explica José Benítez, director médico de Boston Medical Group.

En cuanto a los motivos de la infertilidad en los hombres, podemos hablar de un bajo contenido de espermatozoides en el semen (oligospermia) o de la baja movilidad de los mismos, dos causas que impiden que lleguen al óvulo y lo fecunden.

Pese a que más de dos millones de españoles sufren problemas de erección, según explica Benítez, y que los hombres son la parte estéril de la pareja en el 30 por ciento de los casos, los especialistas aseguran que muchas de las dificultades tanto para el buen funcionamiento del pene como para la fecundación responden a cambios en los hábitos alimentarios y de estilo de vida, en donde el cuidado de la alimentación es fundamental.


La dieta amiga de las sábanas

Para prevenir “bajadas de bandera” inesperadas –aunque puede decirse con seguridad que todo hombre experimentará una disfunción eréctil de vez en cuando sin que ello suponga que exista un problema–, o la presencia de unos espermatozoides vagos y lentos, no hay más que llevar una dieta amiga de nuestro corazón y rica en determinados nutrientes que harán mejorar la calidad de nuestro esperma:

Abundante en frutas y verduras: si quieres mejorar tu salud reproductiva y favorecer la fertilidad llena el frutero y el último cajón de la nevera con ellas. Los datos son esclarecedores, según una investigación de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, el 83 por ciento de los hombres infértiles tenían un bajo consumo de frutas y verduras (menor de cinco piezas al día) en comparación con el 40 por ciento de los hombres fértiles. También se detectó en este estudio que los hombres que comían menos frutas y verduras presentaban menor motilidad espermática (facultad de movimiento).

Que incluya la toma de un cítrico al día. La toma de al menos 200 miligramos de vitamina C al día, ayudó a un grupo de estudio de la Universidad de Texas (EE.UU.) a tener un esperma de mejor calidad, con mayor motilidad y con un mayor número de espermatozoides. Hazte amigo de los cítricos: naranjas, mandarinas, pomelos, limones, kiwis, pimientos y fresas.

Con mayor presencia de legumbres y productos integrales: una investigación realizada por la University Medical Centre Nijmegen, en Holanda, publicada en la revista “Fertility and Sterility” en el año 2002, comprobó cómo después de someter a varios hombres a un tratamiento con ácido fólico y cinc se incrementaron notablemente el número de espermatozoides en el semen. Los alimentos más ricos en ácido fólico son las verduras de hoja verde, las legumbres y los cereales integrales. Además, los productos ricos en fibra y las leguminosas nos ayudan a controlar nuestro peso, lo que repercutirá positivamente en la salud de nuestro corazón y de nuestras arterias, por lo que mejorará la erección y la fatiga ante cualquier esfuerzo físico que realicemos.

En la que se incluyan frutos secos, aceite de oliva y pescado azul: es el trío perfecto si queremos tener un corazón de hierro y una circulación sanguínea fluida y ligera, principales factores para conseguir una adecuada erección. Estos tres alimentos tienen en común su alta composición en ácidos esenciales omega 3. Un tipo de grasa saludable que disminuye el riesgo de padecer arritmias, mejora el perfil lipídico por lo que reduce la concentración de triglicéridos en sangre, previene el riesgo de infarto, reduce la presión arterial, produce vasodilatación y es antitrombótico.

No olvides consultar la sección especial de Salud

Fuente: Venevisión
YS

Categoria: