Pruebas iniciales de vacuna de Johnson & Johnson produjeron una fuerte respuesta inmune

Pruebas iniciales de vacuna de Johnson & Johnson produjeron una fuerte respuesta inmune

Una sola dosis de la vacuna experimental para la COVID-19 de Johnson & Johnson produjo una fuerte respuesta inmune contra el nuevo coronavirus en una prueba clínica de etapa temprana a media, de acuerdo con resultados provisionales publicados este viernes.

Esta vacuna, denominada Ad26-COV2.S, fue igualmente bien tolerada en dos dosis diferentes, según los resultados. Una sola inyección, frente a un enfoque rival de dos dosis que están probando Moderna Inc y Pfizer Inc, lo cual simplificaría la distribución de la vacuna.

Sin embargo, no está claro si las personas mayores, una de las poblaciones con mayor riesgo de contraer el virus, estarán protegidas en el mismo grado que las personas más jóvenes con esta vacuna.

La prueba, que cuenta con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos, fue realizada en cerca de 1 000 adultos sanos, luego de que se descubrió en julio que la vacuna ofrecía una fuerte protección en una sola dosis a los monos.

Con estos nuevos resultados, J&J inició el miércoles una prueba final con 60 000 personas, que podría allanar el camino para solicitar la aprobación de las autoridades. Al respecto, la compañía dijo que espera los resultados de la llamada fase 3 de la prueba para fines de este año o inicios del próximo.

Los resultados fueron publicados en el sitio web médico medRxiv y hasta el momento no han sido revisados por pares.

En tanto, un grupo de investigadores, incluidos los de la unidad de J&J Janssen Pharmaceuticals, dijeron que 29 días después de la vacunación el 98% de los participantes con datos disponibles para análisis provisional tenían anticuerpos neutralizantes, que defienden a las células de los patógenos.

Pese a esto, los resultados de la respuesta inmune solo estaban disponibles en un pequeño número de personas (15 participantes) mayores de 65 años, lo cual limita la interpretación.

La tasa de reacciones adversas como la fatiga y los dolores musculares en participantes mayores de 65 años fue del 36%, muy inferior al 64% observado en los participantes más jóvenes. Los resultados indican que la respuesta inmune en las personas mayores puede no ser tan fuerte.

Los investigadores señalaron que darán más detalles sobre la seguridad y eficacia cuando se complete el estudio. Por ahora, los resultados justifican por qué se necesitan más estudios y en mayor número para buscar efectos adversos graves, dijo a Reuters el doctor Barry Bloom, profesor de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard que no participó en las pruebas de J&J.

rpp

YS

Categoria: