Qué hacer en la cama para que él no pueda sacarte de su mente

Qué hacer en la cama para que él no pueda sacarte de su mente

Una Freud, se refirió a la sexualidad femenina como "el continente oscuro", pero, ¿y los hombres? En realidad, disfrutan muy diferente a lo que las películas para adultos nos han hecho creer. Entonces, ¿qué hacer en la cama para que él no pueda sacarte de tu mente?

Aunque no lo parezca los hombres también se sienten incómodos con su peso y la forma en que luce su cuerpo. Eso sin contar que los problemas de erección es una de las situaciones que más le provocan ansiedad. Sin embargo, hay ciertos consejos que la mujer puede aplicar para derretir a los hombres. ¿Qué hacer en la cama para que él no pueda sacarte de su mente?


La mirada

Para empezar, es importante mirarse a los ojos y no tiene nada que ver con romanticismo. Ni siquiera ocupan un vínculo emocional, pero tener relaciones sexuales frente a frente invita a una conexión y, por lo tanto, la intensidad aumenta y las ganas de disfrutrar no paran.


Bienvenido el erotismo

Una de las formas de estimular a la pareja, es por medio del erotismo. Antes de llegar al contacto físico, pueden recurrir al lenguaje que ayuda a encender la llama. Aquí entran las fantasías sexuales y todo eso que los excita, ¿cómo se han imaginado?, ¿se han pensado juntos? Son claves para que él se eleve.


Tú decides

En el momento que tomas la iniciativa tú eres quien domina el ritmo. Es muy importante que tomes en cuenta su miembro, pero eso no significa que sea la única zona erógena. Las manos son capaces de hacer maravillas y acariciar zonas como los muslos, el pecho y cerca de la zona pélvica, es algo que les encanta.


No dudes en hablar

Digamos que este punto es un arma de doble filo, es decir, no hay que exagerar a la hora de hablar pero a los hombres les gusta estimularse por medio del oído. Les gusta gozar cuando la mujer gime de forma sutil y poco a poco va subiendo de tono. Además, un elogio en cuanto a su desempeño siempre es buen recibido. ¡Ojo! Si no sientes ganas de decirlo, no lo hagas o se verá muy fingido.


Tienes que danzar

Son muchos los expertos que han comparado la relación sexual con el baile, una conexión íntima y el cortejo invita a experimentar sensaciones únicas. Lo primero inicia con el juego previo, las caricias, besos, susurros, sin prisa. Es como una escalera y poco a poco va subiendo la intensidad y deseo, que hasta se vale los juguetes sexuales.

No olvides consultar la sección especial de Salud

Fuente: Soy carmín
YS

Categoria: