¿Qué significan los movimientos de tu bebé?

¿Qué significan los movimientos de tu bebé?

Aprender a interpretar el lenguaje corporal del bebé y saber cómo actuar

Cada bebé es un mundo nuevo y debido a que todavía no saben hablar utiliza todo un sistema de movimientos corporales destinados a hacerte saber qué es lo que le está pasando. ¿Quieres conocer qué significa?

Antes de desarrollar la habilidad de articular fonemas y palabras, el niño puede darse a entender por medios no verbales. Por ello, es importante que los padres sepan reconocer los sonidos y movimientos de sus hijos.

Por ese motivo, en las siguientes líneas te mencionaremos los signos comunicativos que suelen emitir los bebés y de las emociones con las que pueden estar asociados, señalados por el portal Eres mamá. ¡Presta atención!

1. Movimientos enérgicos de las piernas

El movimiento de las piernas suele tener una connotación muy positiva. Usualmente, el pataleo enérgico es una señal de que tu bebé se está divirtiendo y está muy alegre.

Este puede ser apreciado cuando estás jugando con él o dándole un baño caliente en la tina. Asimismo, si quieres que su felicidad sea más intensa, cántale una canción o responde con aplausos y motivación.

2. Arquear la espalda en determinados momentos

La espalda arqueada y la falta de sosiego está relacionado mayormente con reacciones al dolor o a la incomodidad física. Asimismo, este movimiento puede indicar que el bebé necesita cambiar de postura o tiene molestias gástricas, como acidez estomacal.

Ante esta situación, lo recomendable es hacer es ayudarle al niño a encontrar una posición confortable, especialmente si lo estás alimentando.

3. Brazos tensos y puños apretados

Tal y como sucede con los adultos, cuando un niño aprieta su puño con fuerza, demuestra rabia o estrés. En los primeros meses de vida, esta reacción puede ser causada por el hambre o porque es necesario un cambio de pañal. Este gesto puede, o no, estar acompañado por llanto, pero en ambos casos requiere atención inmediata de los padres.

4. Frotar los ojos

Este tierno movimiento, especialmente si está acompañado por un bostezo o llanto, suele indicar que el bebé necesita una siesta. Intenta calmarlo, cantarle una canción hasta que se deje vencer por el sueño; todo estará bien cuando despierte. Si esto no funciona y el gesto persiste, consulta con un pediatra para descartar una afección en los ojos.

5. Succionar las manos o el puño

En la mayoría de las ocasiones expresa que tu hijo desea algo de alimento. Si intentas darle de comer y verificas que no se trata de hambre, puedes interpretar la acción como una forma de conciliar el sueño. Muchos bebes ponen sus manos en la boca antes de tomar una siesta para apaciguarse, y esto no implica que necesiten algo de tu parte.

6. Sobresaltos

Los movimientos repentinos del cuerpo del bebé son muy comunes, sobre todo mientras se está quedando dormido. No es un tema que deba preocuparte porque se trata de un reflejo común durante los primeros seis meses de vida.

No obstante, también se pueden producir a causa de un ruido o de una situación abrupta a su alrededor. Para evitarlos, procura bloquear los sonidos cercanos en el tiempo de sueño de tu hijo.

7. Doblar las rodillas hacia su propio cuerpo

Cuando reiterativamente el bebé recoge las rodillas hacia su vientre, es posible que haya algún malestar digestivo. Los que se presentan con más frecuencia son los movimientos intestinales anormales, la acumulación de gases o el estreñimiento.

No olvides consultar la sección especial de Salud

Fuente: Wapa

SP

Categoria: