¿Qué tiene el "pegging" que a tantos hombres les gusta?

¿Qué tiene el pegging que a tantos hombres les gusta?

¿Has escuchado hablar del pegging? Te damos una pista: A ellos puede escandalizarlos en un primer momento pensar en tener esta forma de sexo. ¿Ya adivinaste? Se trata de una técnica sexual en la que un hombre heterosexual se excita al ser penetrado por una mujer ya sea con un consolador o con su dedo. La estimulación de la zona de la próstata es lo que les genera tanto placer.

Los prejuicios sexuales están muy arraigados en los hombres -y en la sociedad en general-. También están aquellos que consideran que el cuerpo humano no está biológicamente preparado para recibir placer por atrás. Más allá de todo, cada vez son más los hombres heterosexuales que se animan a esta práctica.

¿A qué se debe su popularidad?

Todo esto se originó luego de que en el año 1988 se publicara Bend Over Boyfriend, una serie de películas de educación sexual que hablaba sobre lo placentero que podía ser el sexo anal en los hombres heterosexuales. Desde esa fecha son cada vez más los hombres que deciden experimentar con el pegging aunque muchos no lo admitirán ni aunque estén frente a un pelotón de fusilamiento.

Según estadísticas recientes un 20 por ciento de hombres confesó que alguna vez practicó pegging junto con una pareja femenina, aseguran que los orgasmos son más intensos que ningún otro.

Los vendedores de juguetes para adultos reportaron que durante la última década se produjo un gran aumento de venta de correas y arneses para la penetración anal a parejas heterosexuales, confirmando la tendencia.

¿Quieres probar?

Si tu pareja y tú están interesados en practicar el pegging, hay varias cosas que deben tener en cuenta:

Encuentren el arnés y el juguete sexual adecuado.

El arnés debe estar bien puesto sin moverse demasiado y el consolador debe ser de tamaño pequeño y delgado con un diseño curvo que permita alcanzar la próstata.

No olviden lubricar el área: apliquen siempre mucho lubricante y repitan las veces que sea necesario.

No empiecen de una forma brusca sino que todo tiene que ser lento, sobre todo si es la primera vez.
Relájense y disfruten de esta experiencia nueva.

Está fuera de lo común que los roles se intercambien y que quien penetre sea la mujer, pero como en todo es cuestión de abrir la mente. Cada vez son más las parejas heterosexuales que practican esta forma de sexo anal, ¿te animarías a intentarlo?

Fuente: VIX / MF

Categoria: