¿Resfriado o alergia? Identifica tu malestar y combátelo adecuadamente

Sentir la nariz tapada o tener mocos puede ser desesperante y lo peor viene cuando pese a que seguimos determinado tratamiento, no notamos la mínima mejoría. El error podría estar en que no sabemos diferenciar un resfriado de una alergia y los tratamos igual, lo que desde luego es un grave error.

Para ayudarte a identificar de manera correcta tu malestar, en Salud180 te compartimos los síntomas de un resfriado y los de una alergia. Toma nota.

Si bien, tanto el resfriado como la alergia pueden causar estornudo y moco, hay ciertas particularidades que los diferencían y que debes tener en el radar. De acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, el resfriado es una infección viral de la nariz y garganta y suele durar entre 7 y 10 días.

Los principales síntomas del resfriado son:

Flujo o escurrimiento nasal
Congestión nasal
Dolor de cabeza y garganta
Sensación de cuerpo cortado
Fiebre
Estornudos

Entre los factores de riesgo del resfriado están la edad (los niños de 6 años son los más propensos), un sistema inmune débil, contacto con personas enfermas, fumar, entre otros.

No hay un tratamiento como tal para curar el resfriado, pero sí para reducir sus síntomas como la toma de analgésicos, jarabes y el uso de spray para destapar la nariz. El descanso y tomar agua son claves para la mejoría.

A diferencia del resfriado, la alergia no es provocada por algún virus, sino por la reacción del sistema inmune ante un alérgeno. Los síntomas de alerta de alergia son:

Ojos llorosos o enrojecidos
Picazón nasal
Estornudos
Nariz congestionada

Cabe mencionar que a estos síntomas se le pueden agregar otros, dependiendo del tipo de alergia, por ejemplo, una alergia alimentaria puede causar hinchazón en la boca o urticaria, o bien, la alergia a un medicamento puede causar erupción cutánea.

Los principales factores de riesgo de una alergia son: antecedentes familiares con alergias o asma, tener asma y ser niño.

Para saber qué tipo de alergia padece la persona, el médico pide pruebas cutáneas o análisis de sangre. El tratamiento depende del tipo de alergia pero va desde evitar el contacto con el alérgeno, la toma de medicamentos hasta la inmunoterapia.

Como ves, aunque el resfriado y la alergia tienen síntomas similares, hay algunos que no comparten. Identifica tu malestar y atácalo a tiempo, claro está de la mano de tu médico.

Fuente: Salud 180 / MV

Categoria: