Sexo kinky: Descubre qué es

Sexo kinky: Descubre qué es

El sexo kinky se refiere a una modalidad en la que los encuentros sexuales salen de la rutina y se introducen cambios constantes que van desde la escenografía, lugares de los encuentros, posturas, uso de complementos, etc.

La idea es estar cambiando para no aburrirse, ni caer en la rutina de practicar siempre el sexo en la cama.

Se pueden descubrir nuevos ambientes, explorar otras partes de la casa. Incluso pasar una noche en un hotel que brinde ambientes diferentes a los que están acostumbrados.

Se podría decir que es un sexo para aventureros que tienen fantasías sexuales por cumplir. El objetivo principal es salir siempre de la rutina.

¿Cómo practicar el sexo Kinky?

Creatividad e imaginación son las palabras principales de esta práctica. Es muy recomendable para fortalecer el vínculo amoroso en la pareja, combinando el sexo atrevido, espontáneo, explosivo, salvaje, utilizando todas las técnicas que la pareja quiera experimentar.

No existen límites

Puede jugar, fantasear, utilizar cuerdas, taparse los ojos. El punto es que cada miembro de la pareja exprese lo que desea.

Que experimenten cosas diferentes y hagan realidad sus fantasías, por supuesto estando los dos de mutuo acuerdo.

Juguetes y espejos

La estimulación visual aumenta la conexión, jugar con los espejos es aumentar la sensualidad por partida doble.

Los espejos en el techo pueden ser la fantasía de muchos. Es una manera de agregar un componente extra y salir de lo habitual.

Los vibradores pueden aumentar considerablemente el placer. Hoy en día existen una serie de artefactos sexuales increíbles, pensados para compartir en pareja y agregarle un toque extra al momento íntimo.

Explorar la sexualidad

Pueden implementar cosas que no habían probado. Como puede ser masturbarse por turnos y que cada uno mire al otro.

Decir palabras obscenas o subidas de tono y aprovechar para contar algunas fantasías o de qué manera quisieran hacer el amor la próxima vez.

Disfrazarse o hacer algo prohibido, disfrutar del sexo sin preocupaciones ni límites.

La clave para mejorar tu vida sexual es abrir la puerta a la imaginación y generar más confianza en ti mismo.

¡Eso es algo fundamental para seducir a la pareja y disfrutar de una experiencia nueva y enriquecedora!

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: