Si odias afeitarte, el coronavirus te hará cambiar de opinión

Si odias afeitarte, el coronavirus te hará cambiar de opinión

De los cambios que traerá la “nueva” normalidad, destaca la forma de reincorporarnos al trabajo de manera presencial, tema que está generando dudas. ¿Es verdad que los varones regresarán a la oficina sin barba y bigote para evitar riesgos frente al coronavirus?

Sin barba y bigote por Covid-19

Para muchos caballeros, la barba se asocia a una imagen viril y seductora, de mayor edad y hasta más autoconfianza; además, dejarla crecer por varios días o meses libera al usuario del incómodo afeitado cada mañana. Sin embargo, parece que todo esto cambiará por cuestiones de salud.

Según recomendaciones de las autoridades sanitarias, establecidas en los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral, una de las estrategias para reiniciar las actividades sociales, educativas y económicas en México incluye evitar el uso de barba y bigote (además de joyería y corbatas), “toda vez que son reservorios (depósitos) de virus y demás microorganismos”.

El principal argumento para esta medida es que los vellos faciales pueden actuar como esponjas y atrapar bacterias o virus, ya sea porque “flotan” en el ambiente o bien, "habitan" en el individuo debido a gripe, por ejemplo, lo que facilita la transmisión de infecciones en vías respiratorias, entre ellas, la COVID-19.

Por tanto, afeitarse por completo o rebajar al máximo el vello facial, es hoy una medida útil para combatir al virus SARS-CoV-2 y a la que deberán acostumbrarse muchos varones.

Cubrebocas se ajustarán mejor

Con el uso obligatorio del cubrebocas para detener la propagación del coronavirus, es evidente que uno de los impedimentos para su efectividad está en la barba y bigote de varios días.

La principal función del cubrebocas es proteger tanto al usuario, como a quienes lo rodean, de los microorganismos patógenos, siempre y cuando ajuste perfectamente en nariz y barbilla, reseña saludymedicinas

De hecho, los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), señalan que la mayor protección al usar mascarilla facial contra microorganismos patógenos, se obtiene cuando el rostro está completamente libre de vello.

En otras palabras, el riesgo de contagiar infecciones con las características del coronavirus aumenta cuando la mayoría del vello facial queda fuera del cubrebocas, lo que disminuye la efectividad del filtro utilizado.

De manera que si quieres evitar el riesgo de enfermedades en vías respiratorias y usar correctamente cubrebocas y mascarillas faciales, sería bueno afeitarte.

Desde luego, también es preciso practicar el estornudo de etiqueta, lavarte las manos frecuentemente y mantener cierta distancia en la oficina para proteger tu salud y la de quienes te rodean.

Conviene, entonces, prepararte para regresar a la oficina sin barba ni bigote para limitar al máximo cualquier peligro de infección por el nuevo coronavirus y, de paso, lucir imagen renovada de cara a la "nueva normalidad".

YS

Categoria: