Sigue esta guía para que nada te amargue el día

Sigue esta guía para que nada te amargue el día

Lo sabemos. No es fácil que cada día estemos plenos y felices todas las horas que dura cada jornada. Sin embargo, hay cosas que podemos dejar a un lado para conseguir que nada -al menos nada que no sea importantísimo- nos amargue el día.

Sé consciente de lo que es la vida

La vida es una, es corta y es nuestra. Dejar que nos amargue el día cualquier contratiempo es incluso irresponsable, porque siempre hay personas en este mundo que matarían por tener cosas o situaciones que nosotros sí que podemos vivir.

No te tomes todo como algo personal

Tomarse las cosas a pecho es tan nefasto como creernos el ombligo del mundo. Es algo completamente evitable, somos una persona más de los miles de millones que hay en este mundo, y nuestras circunstancias solamente nos preocupan a nosotros.

El resto de personas tienen sus propias circunstancias. Creer que todos nos hacen comentarios o nos dicen cosas por atacarnos, o por algo personal es desde luego, una pérdida de tiempo.

Agradece lo que tienes

Un trabajo, un lugar en el que vivir, familia o amigos que te quieren, una pareja… Todo es de agradecer.

Puede que hayamos perdido a un ser querido y nos sintamos vacíos, pero tenemos que agradecer los momentos que pasamos juntos en esta aventura llamada vida.

Seguro que hay circunstancias por las que dar las gracias todos los días de la vida, aunque sea por una sola razón en un momento dado.

Ilusiónate hasta con lo más pequeño

Muchas veces permitimos que nos amargue el día razones como la falta de dinero -boyante-.

También, la falta de tiempo -como si viviéramos permanentemente de vacaciones-, o incluso la motivación para hacer cosas. Siempre hay alguna razón por la que ilusionarse.

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: