Sospeche del dolor abdominal y las diarreas permanentes

Sospeche del dolor abdominal y las diarreas permanentes

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal puede afectar a las personas emocionalmente, ya que limita sus posibilidades de tener una vida social activa y cumplir con sus obligaciones laborales

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal abarca un conjunto de patologías que afectan al sistema digestivo, provocando procesos inflamatorios en alguna de sus partes (desde la boca hasta el ano) de forma crónica. Entre ellas se encuentra la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

Esta condición puede presentarse en cualquier etapa de la vida, aunque su incidencia es mucho mayor entre los 15 y 40 años de edad, cuando las personas están en plena edad productiva. La patología afecta a unos cinco millones de personas en todo el mundo, según cálculos de la Organización Europea de la Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa, que refrenda la Asociación
Mundial de Pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

De acuerdo con el gastroenterólogo Gustavo Yasin, los pacientes con dicha enfermedad presentan síntomas que incluyen diarrea, dolor abdominal, infecciones y sangrado. La condición puede afectar a las personas a nivel emocional, ya que limita sus posibilidades de tener una vida social activa y cumplir con sus obligaciones laborales.

“Cualquier persona que tenga más de tres meses con diarrea debe buscar atención médica, ya que ésta se ha vuelto crónica y esto debe ser estudiado, no solamente para descartar enfermedad inflamatoria intestinal, sino otras condiciones clínicas”, recomendó el especialista.

Cuando existen antecedentes familiares o étnicos, pueden observarse brotes de enfermedad inflamatoria intestinal en las poblaciones de riesgo. “Es importante educar a los pacientes e instruirlos debidamente sobre las generalidades de esta condición que cada vez estamos diagnosticando más en Venezuela”, agregó Yasin.

Diagnóstico diferencial

La enfermedad inflamatoria intestinal posee tres variantes: Rectocolitis Ulcerosa, Enfermedad de Crohn y Colitis Microscópica.

Cada una posee diferencias clínicas y la sospecha diagnóstica se hace mediante la historia del paciente, interrogando acerca de los antecedentes, signos y síntomas, así como practicando un examen físico detallado. Seguidamente se hace endoscopia digestiva inferior, que permita identificar lesiones sugestivas de la afección o establecer el diagnóstico diferencial con otras condiciones.

“El diagnóstico definitivo se hace por histología (biopsia). Otros procedimientos como los de diagnóstico por imágenes (radiología simple, radiología con contraste, entero tomografía, entero resonancia, etc) se utilizan a menudo para diagnosticar complicaciones de la patología”, explicó el especialista.

Recomendaciones

El especialista recomienda a las personas con síntomas y sospecha de enfermedad inflamatoria intestinal, buscar ayuda oportuna con su médico gastroenterólogo, quien le orientará en el diagnóstico y determinará el tratamiento apropiado, el cual varía según la severidad de cada caso.

“Una vez diagnosticados y tratados los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal deben mantener una vida lo más libre de estrés posible, cuidarse de los elementos que suelen descompensarles, los cuadros depresivos, el uso concomitante de medicamentos, debido a que los efectos adversos repercuten en la historia natural de la condición. De igual manera, alimentarse de una manera apropiada, conservando las normas de higiene y la buena nutrición”, concluyó el gastroenterólogo.

NP / SG

Categoria: