Skip to main content
Tareas Dirigidas: ¿Solución o dolor de cabeza?

Tareas Dirigidas: ¿Solución o dolor de cabeza?

A padres y docentes de educación primaria

Ha sido un año en adaptación a una nueva forma de trabajo, son muchos los niños y jóvenes que han tenido que recurrir a la asistencia pedagógica personalizada y en muchos casos los padres no son las figuras más idóneas en este rol. Más de una mamá se ha visto en la necesidad de asumir la supervisión de las tareas, a punto de crisis de nervios, al verse obligada a estudiar o repasar contenidos actualizados a este nuevo formato de contenidos pedagógicos.

En la que a continuación toca exponer, acerca de la pertinencia de las tareas dirigidas como parte de la formación educativa de los niños que cursan educación básica.

Hablemos entonces sobre el tema. ¿Qué son? ¿Qué hacer? y Algunos Tips que podemos implementar mientras tengamos a los chicos con nosotros en casa.

El tema de las tareas tiene muchas aristas, pero centremos nuestra atención en esas interrogantes.

¿Qué son?

Desde mi punto de vista son actividades que deben resumir lo aprendido durante la actividad académica del día. En muchos países: Finlandia o Japón con avanzadas investigaciones, consideran que las largas y extenuantes tareas para resolver fuera de las horas de clase, no tienen valor alguno para el aprendizaje.

¿Qué hacer? En caso de no acudir a algún profesional del área educativa

Vamos a pensar que no tenemos posibilidades de asesoramiento con un profesional que pueda dirigir las tareas de nuestros hijos. He aquí algunas de las acciones y actitudes, que nosotros como padres podemos asumir.

Tips o Recomendaciones:

  • - En primer lugar, debemos transmitir tranquilidad y seguridad como padres.
  • -Establezcan un tiempo de ejecución con períodos de descanso, es importante que los niños participen en los acuerdos antes de empezar. Quizás ellos necesitan entre una actividad y otra, períodos cortos de descanso o de juego.
  • -Organiza un espacio cómodo para los involucrados, que tanto el adulto como los niños se sientan cómodos para lo que van a realizar.
  • -Una vez instalados en el lugar, revisen de forma general lo que deben realizar, en este caso si tienen varias asignaciones hay que priorizar las que deben entregar primero.
  • Una vez que tengan un panorama general de las actividades, céntrense en la más inmediata.
  • Como adulto debemos iniciar por lo que es más fácil para ellos, pídeles entonces que te hablen de lo que saben con respecto al tema en cuestión
  • Iniciar por la organización del espacio y la metodología que van a desarrollar es importante, pues al introducirlos con aspectos puntuales les va disminuyendo su ansiedad si acaso se presentara.
  • Iniciar con elementos como: El margen, la fecha, el nombre de la asignación, su nombre. Todo va a depender de lo que el docente les pida para la presentación.
  • Una vez que se sumerjan en el tema, tome en cuenta los aspectos que el niño no entiende, en caso de que el adulto no sepa la respuesta, pregunten, a otra persona cercana o al mismo docente si tiene la posibilidad de hacerlo.
  • Finalizar una asignación para iniciar la siguiente es lo más recomendable.
  • Finalmente, hazle saber lo que sientes, tu satisfacción porque tu hijo o hija logró resolver y finalizar con éxito su asignación. Enfrentar pequeños retos hará posible que pueda enfrentar los grandes en un futuro próximo.

Cualquier pregunta o comentario con respecto al tema, estamos dispuestos a responder por este medio. Escribe a este correo y estaremos atentos. cantares13@yahoo.es Informe21/LJ (Foto: Pixabay)