Toma agua 30 días y luce 10 años más joven

Toma agua 30 días y luce 10 años más joven

A lo largo de nuestra vida hemos escuchado la teoría de que beber 2 litros de agua diariamente es lo ideal, otros más aseguran que cada quien necesita distintas cantidades de líquido y recientemente un estudio nos comprueba que beber 3 litros nos ayuda a vernos más jóvenes, ¿cómo?

Según un estudio realizado en Reino Unido, publicado en Daily Mail, una de cada cinco mujeres consume menos agua de la Ingesta Diaria Recomendada, lo que se traduce en cansancio, irritabilidad y envejecimiento prematuro.

Beber agua ayuda a desacelerar el proceso de envejecimiento al mantener la piel hidratada adecuadamente"

¿Cómo consumirla?

Los expertos recomendaron siempre beber 2 vasos de agua natural antes de cada comida, porque acelera la digestión y la sensación de saciedad.

Evitar los jugos de frutas pues el azúcar que aportan te harán subir de peso.

El té está permitido en cantidades moderadas, al igual que el café. Según la Fundación Británica de Nutrición, la cafeína no causa deshidratación.

Los resultados

1. Envejeces lentamente

El agua desacelera el proceso de envejecimiento celular y mantiene la piel hidratada más tiempo. La piel se vuele suave, brillante y sin arrugas.

Ayuda a tener tono muscular firme y esto se traduce en lucir hasta 10 años más jóven si eres constante. La piel hidratada reduce las arrugas alrededor de los ojos y en los labios.

2. Tu rendimiento mejora

Tu cerebro reacciona mejor cuando estás hidratada y te concentras más fácilmente. Mínimo puedes consumir de 8 a 10 vasos al día para notar una mejoría de hasta el 30% en tu organismo.

3. Te enfermas menos

Tu sistema inmune se hace más fuerte y tus riñones y el hígado de desintoxican, tu sangre se limpia principalmente de sodio y neutralizas tus niveles de PH.

4. Fortaleces corazón y huesos

El agua mantiene al corazón sano, por lo que disminuyen las probabilidades de un ataque al corazón, pues evita que la sangre se haga espesa y reduce tu presión arterial.

Tus huesos son más fuertes y tu cartílago amortigua mejor, o sea, puedes moverte más fácil, por ejemplo cuando haces ejercicio, olvídate del crujir en las rodillas.

Los dolores de cabeza desaparecen y tu digestión se acelera, dejando un vientre más plano .

No olvides consultar la sección especial de Salud

Fuente: Salud 180

SP

Categoria: