Tomar sol moderadamente ayuda a controlar la psoriasis

Tomar sol moderadamente ayuda a controlar la psoriasis

Tener Psoriasis no es un impedimento para disfrutar de actividades al aire libre o convertirse en una persona noctámbula, por el contrario, la exposición al sol de manera controlada ayuda a suprimir la hiperactividad de las células de la piel que incrementan su ritmo de crecimiento, debido a la enfermedad. Este empleo de la luz natural como tratamiento se le conoce con el nombre de fototerapia.

Regularmente, las células de la piel crecen desde las capas interiores muy lentamente hacia la superficie, para reemplazar a las células muertas en un proceso que dura aproximadamente un mes. Con la Psoriasis, la renovación ocurre en poco tiempo (entre 4 a 5 días), lo que provoca que esas células nuevas se acumulen en la superficie, formando descamaciones, enrojecimiento y picazón.

La dermatóloga Denise Mago, expresó que la luz solar es capaz de suprimir la actividad exagerada de las células de la piel con Psoriasis y enlentecer esa acumulación en la superficie. “La luz de sol produce ondas que son más largas en longitud que las ultravioleta, esto implica una mayor frecuencia de energía y mayor poder de penetración”, especificó sobre las propiedades de la mayor fuente natural de luz.

Pero este disfrute del sol debe ser comedido, ya que una sobreexposición a sus rayos tendría como consecuencia complicaciones que retrasan el objetivo del tratamiento, por eso la galena pide tener en cuenta los siguientes aspectos:

• La cantidad de luz que se requiere al inicio la determina en primer lugar el dermatólogo. Luego cada semana el tiempo de exposición puede aumentar unos cinco minutos.

• Los momentos más oportunos para tomar el sol son antes de las 11:00 am y después de las 3:00 pm.

• Se aconseja el uso de bloqueadores solares a partir del factor de protección 50, preferiblemente en forma de crema.

• Para después de la exposición solar, es recomendable bañarse con jabones especiales para piel delicada y usar cremas hidratantes, aplicadas con la piel húmeda.

• Beber agua durante su permanencia en el sol.

Mar, cloro y vestimenta

Una ida a la playa o a la piscina son momentos ideales para tomar el sol, siguiendo las recomendaciones anteriores. La dermatóloga enfatizó que la recreación es muy importante para el paciente con Psoriasis, pues disminuye el stress. “No hay que preocuparse por el efecto que tenga el agua de mar en la piel con Psoriasis, pero si hay que tener en cuenta que el agua con cloro de las piscinas reseca la piel, sobre todo cuando el uso es muy frecuente”, agregó.

Al elegir el vestuario hay que ser selectivos, ya que ciertos tipos de tela pueden agravar los síntomas de la Psoriasis, en especial tejidos que generan calor, como la lana. “En ese sentido, es preferible usar camisas y pantalones de algodón de colores claros y evitar los jeans de uso diario”, indicó la especialista.

La enfermedad

La Psoriasis comienza por un cambio en el sistema inmunitario de la persona. El mecanismo que defiende al cuerpo de bacterias y virus de repente empieza a atacar el propio tejido sano, generando reacciones en cadena que provocan el aceleramiento en el proceso de reposición celular en la piel. Esto quiere decir que el trastorno no se adquiere ni se transmite por contacto.

Entre los factores que provocan este cambio están los genéticos, ambientales y reacciones a otros medicamentos. Consulte a su médico ante cualquier manifestación fuera de lo normal en la piel, ya que la Psoriasis puede ser confundida con un tipo de hongo.

NP

PS

Categoria: