Trucos psicológicos para influir en la mente de un hombre y conseguir lo que quieres

 Trucos psicológicos para influir en la mente de un hombre y conseguir lo que quieres

El arte de la persuasión es algo que pocas personas saben llevar a cabo pero que no es imposible de aplicar. Es necesario que practiques ciertas técnicas para lograr tus objetivos de una manera simple y sencilla. Estas técnicas no solo pueden favorecerte en una relación amorosa sino también en tu vida diaria. ¿Y cómo hacerlo? Hoy te daremos a conocer 6 trucos psicológicos para lograrlo.

1. Siempre habla en primera persona

Utilizar el "yo" en lugar de el "nosotros" es una de las herramientas más efectivas para conseguir aquello que quieres, ya que eso te brinda seguridad. Utiliza frases como: "Confío en que lo puedes hacer", "Tengo la certeza de que así será", así cargarás mayor compromiso y de manera inconsciente, se sentirá persuadido para hacer aquello que deseas.

2. Ten plena confianza en ti ¡nunca dudes de tus capacidades!

El lenguaje corporal es muy importante. Es una de las principales claves para ayudarte a conseguir todo aquello que deseas. Así que lo primero que debes hacer es observar los movimientos de esa persona. Por ejemplo, si tiene los brazos cruzados, es probable que esa persona tenga cierta reserva hacia ti y es necesario que trabajes en la confianza y empatía para que se sienta más cómodo a tu lado.

Trata de tener una actitud neutral sin importar el tema que estén tratando. De esa manera, él se sentirá en una zona de confort y si lo haces correctamente, será más fácil trabajarlo para conseguir aquello que quieres.

3. Debes estar dispuesta a ayudar siempre

Para lograr que una persona haga lo que quieres también es necesario que tengas ciertos comportamientos empáticos. Primero que nada, debes de ayudarlo "sin pedir nada a cambio". Mientras menos desinteresado sea tu primer acercamiento, mayores serán tus oportunidades de convencerlo en el futuro para que realice aquello que deseas.

Así que pon todo de tu parte y ayúdalo en todo lo que esté a tu alcance. Esa amabilidad y esfuerzo serán las principales herramientas para que el día de mañana tengas la libertad de decirle: "no me falles".

4. Dale la razón y después argumenta tu punto de vista

Para que esta técnica funcione, debes poner en práctica correctamente las siguientes dos fases:

1. Escucha con atención cada uno de sus argumentos y trata de darle la razón. Trata con sensibilidad el tema y demuéstrale que tienes la apertura suficiente para solucionar el problema.

2. Una vez que le demuestras que sus argumentos también coinciden con los tuyos, se verá obligado a ceder ante tus posibles soluciones.

5. Hazlo dudar

Una de las mejores estrategias para convencer a una persona se trata nada más y nada menos que de aplicar el gaslighting. Esta técnica consiste en negar un hecho con la firmeza suficiente para provocar que la otra persona dude de sí misma y empiece a creer en tu palabra. Para lograrlo, debes hablar con toda seguridad y mentir con la convicción necesaria para que el engaño se convierta en un razonamiento realmente creíble.

6. Debilita sus argumentos de manera sutil

Trata de enfocar en el discurso de esa persona con mucha atención. Cuestionar cada una de sus propuestas e ideas hasta que lo lleves a una situación tan hipotética que podría parecerle absurda y terminará dudando acerca de sus propios argumentos. Obviamente debes tener muy bien sustentadas tus ideas. De esa manera, terminarás convenciéndolo de que realice todo aquello que deseas.

Fuente: soycarmin / MF

Categoria: