Viajar sin mareo es posible, no tiene por qué ser un problema

Viajar sin mareo es posible, no tiene por qué ser un problema

Al viajar por mar o tierra algunas personas experimentan molestias como vértigos, fatiga, pérdida de equilibrio, dolor de cabeza, debilidad y náuseas, síntomas característicos de la cinetosis, trastorno producido por un desacuerdo entre el movimiento percibido visualmente y el registrado por el sistema vestibular del oído interno, responsable del mantenimiento del equilibrio.

Para quienes presentan estas manifestaciones, existen medicamentos llamados antieméticos que impiden el vómito o náuseas, y se usan para el tratamiento de estos casos, cuya incidencia es mayor en mujeres que en hombres, siendo más frecuente entre los 2 y 15 años de edad.

El Dimenhidrinato es uno de estos fármacos que actúa bloqueando los receptores H1 de la histamina, lo que impide la propagación de los impulsos que provocan las náuseas a nivel de los núcleos vestibulares del oído interno. También interfiere con la integración de esos impulsos, en el núcleo del tracto solitario situado en el bulbo raquídeo.

Asimismo, reduce o anula los efectos producidos por la acetilcolina, que es un neutransmisor que media en la actividad sináptica (comunicación entre neuronas) del sistema nervioso central y periférico.

Anahíz Zambrano, gerente de producto OTC de Laboratorios Calox International, indicó que este es “el único medicamento de su categoría disponible en Venezuela”, el cual está recomendado tanto para adultos como para niños mayores de (12) años, al momento de viajar. NP

EA

Categoria: