La inteligencia emocional aumenta la dedicación y satisfacción laboral

Meisler encuestó a 809 empleados y directivos de cuatro organizaciones, dos públicas y dos privadas, con el objetivo de examinar el efecto de la inteligencia emocional en el microcosmos laboral.

Su principal conclusión: a mayor inteligencia emocional, mayor satisfacción, dedicación y sentido de la justicia organizativa laboral.

Por tanto, la otra cara de la moneda, es decir, la desmotivación, las ganas de cambiar de empresa o el trabajo hecho deprisa y corriendo para cumplir el expediente, están más presentes entre los compañeros con menor inteligencia emocional.

Esta división no sólo afecta a la dedicación individual de cada empleado, sino también a las relaciones jerárquicas en el seno de la compañía, matiza el estudio, que ha recibido el Premio al Doctorado Sobresaliente de la Asociación de Ciencias Políticas de Israel.

"Los empleados con mayores niveles de inteligencia emocional tienen una menor tendencia a emplear formas enérgicas y agresivas de persuasión, sino que intentan persuadir a sus supervisores con tácticas de influencia más delicadas", precisa Meisler.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2010/09/659-292208-9-la-inte...

Categoria: