La economía de EE.UU. se contrajo a una tasa del 1 por ciento entre abril y junio