El sello discográfico de los Beatles, "Apple", recupera sus joyas discográficas perdidas