Consejo Nacional Electoral rechaza ofensa del senado chileno al sistema electoral venezolano

El CNE recordó que las actividades de acompañamiento internacional deben estar ajustadas a las leyes venezolanas “especialmente en lo relacionado a la supremacía constitucional, legalidad, soberanía, integridad e inviolabilidad territorial, autodeterminación de los pueblos, no injerencia, imparcialidad, transparencia y respeto a las normas y autoridades electorales”, cuestión que ha sido irrespetada por el Senado chileno.

No obstante, el senador Walker amenazó con que el parlamento chileno enviaría una comisión de observadores “le guste o no al gobierno del Presidente (Hugo) Chávez”, lo que constituye una violación expresa de normas del Derecho Internacional y demuestra la parcialidad de los legisladores.

Al respecto, el máximo ente comicial recalcó que el Poder Electoral, en ejercicio pleno de su autonomía, “aprobó una normativa que define el acompañamiento internacional como un acto imparcial e independiente que se lleva a cabo en estricto respeto a la soberanía de nuestro país”, y aclaró que esas actividades se realizan por invitación de la autoridad electoral en los lapsos y condiciones previstos en cada ordenamiento jurídico.

De igual forma, indicó que Venezuela tiene una sólida tradición en materia de acompañamiento internacional “a través de la cual hemos mostrado la fortaleza, integridad y confiabilidad de nuestro sistema automatizado de votación”.

“Más de 3000 personas provenientes de América, África, Europa, Asia y Oceanía, en representación de organismos y autoridades electorales, organizaciones no gubernamentales y partidos políticos, entre otros, han ratificado en más de doce procesos electorales que nuestro sistema electoral es uno de los más seguros, auditables y transparentes del mundo”, agrega el texto.

Por último, la comunicación destaca que el Poder Electoral no permitirá que actores políticos extranjeros contravengan las leyes de la observación internacional, tal como lo pretenden las expresiones contenidas en el acuerdo del Senado de la República de Chile y el comunicado de la Cancillería de ese país.

“Asegurar que con la sola presencia de estos senadores habrá un "adecuado desarrollo" de nuestro proceso electoral, es un grosero intento de usurpar una competencia propia del Consejo Nacional Electoral”, agrega.

El comunicado del CNE coincide con la posición expresada previamente por la Cancillería venezolana, que consideró “inadmisible pretensión del Senado chileno de inmiscuirse en asuntos internos de Venezuela, y sembrar dudas sobre su democracia, sus instituciones y su proceso electoral”. AVN

Categoria: