Despierta el erotismo que llevas dentro

La sensualidad se confirma como una actitud, que también tiene que ver con los sentidos que se unen con el erotismo.

La sensibilidad que tiene el ser humano es inevitable, los sentidos son parte de la sexualidad, pues por ellos entran los estímulos. Todos en unión forman una gran cadena, siendo todos importantes, aunque es el tacto el más sensual, ya que la piel es el órgano más grande, donde lo mismo se percibe dolor o placer.

La sensualidad incluye la apertura a dar y recibir caricias, ya que siendo el tacto el más sensible de los sentidos, permite una estimulación erótica amplia. La piel es considerada la zona erógena más extensa del cuerpo, por lo que incluso, guarda como en una memoria todas los estímulos, como una "historia sensual".

Una persona sensual proyecta el erotismo, por medio del lenguaje corporal, el no verbal; es capaz de expresar su sensualidad porque acepta su sexualidad y concede valor a la exploración y vivencia del sexo.

Por mucho tiempo la sensualidad se le ha atribuido en su mayoría a las mujeres, y la sexualidad a los hombres, cuando en realidad los dos presentan las mismas cualidades, pues incluso, los dos sexos están incluidos en su ser.

Los cinco sentidos presentan características que siempre se deben tomar en cuenta:

1. Vista: a través de la mirada se pueden expresar todas las emociones posibles y producirlas también, por lo que saber qué efectos producen en las personas es muy importante para la sensualidad.

2. Gusto: besar es uno de los placeres más grandes de la vida en pareja. El intercambio de afecto que produce un beso es determinante para poner alerta a los otros sentidos. También debes prestar especial atención a tu higiene bucal: una boca mal cuidada o el mal aliento, arruina lo que los demás sentidos logran.

3. Tacto: a través del tacto exploras el cuerpo de tu pareja y encuentras zonas específicas en las que una determinada caricia puede producir una respuesta inmediata.

4. Olfato: el olor natural de una persona puede desencadenar un vivo deseo en su pareja y además define la esencia de cada persona; es importante tener en cuenta que los olores fuertes no producen una respuesta positiva en la mayoría de las personas.

5. Oído: hay muchos sonidos que tienen un carácter extremadamente erótico: los gemidos, jadeos e incluso el sonido que produce un beso puede ser suficiente para excitar a su pareja.

Los que tienen un potencial sexual, necesariamente son más sensuales; puede que no se den cuenta, pero lo que tienen puede causar mucho en las otras personas. La sensualidad proviene tanto del interior como del exterior, es decir, de toda la personalidad.

Fuente:
TVA.com.mx

Categoria: