Un consejo oportuno para el señor Diosdado Cabello de parte de Simón Boccanegra

Habla de "hienas". En el supuesto negado de que los opositores sean "hienas", ¿quién sería la "carroña" de la cual se nutren? Obviamente, el señor Cabello y sus congéneres.

Lo dicen él y el diccionario, no este minicronista. La florida retórica de Cabello, líder de la derecha endógena, ha producido un autogol de bandera. Sugiere que él y los suyos son carroña. Este minicronista le propone que cambie el insulto. No por la oposición, sobre la cual ya Chacumbele se ha cansado de descargar toda clase de piropos, de modo que una raya más no es nada para un tigre, sino por sus propios compañeros, a los cuales no debe gustarles mucho que los tilden de carroña. Comenzando por el propio Chacumbele, quien sería la principal víctima de los mordiscos de las "hienas". Por otro lado, la connotación figurada de la palabra "hiena" pareciera ajustarse más bien a quienes, como Diosdado Cabello, la emplean para agredir: "persona que se ensaña con otras indefensas o vencidas".

Creo que esto describe muy bien la conducta rutinaria del chacumbelismo. Han sido once años de pura saña los que nos hemos calado. De nada.

SIMÓN BOCCANEGRA
www.talcualdigital.com

Categoria: