Peres advierte del peligro de un nuevo Holocausto por parte de quienes "amenazan a Israel y al mundo"

"Nunca más debemos ignorar a sanguinarios dictadores, que se esconden tras máscaras demagógicas y propagan consignas asesinas", dijo Peres, quien expresó el deseo de Israel a "firmar la paz con sus vecinos", reconoció el derecho de los palestinos a un "Estado independiente" y también el de los judíos a "defenderse".

Peres se convirtió así en el primer presidente de Israel que habló ante el Bundestag coincidiendo con el día en que se conmemora a las víctimas del Holocausto, en ocasión del 65 aniversario de la liberación de Auschwitz, y el tercero -tras Eser Weizman, en 1996, y Mosche Katzav en 2005- en hacerlo ante esa cámara.

El presidente israelí recordó la "especial amistad" surgida "sobre las cenizas del Holocausto" entre Alemania e Israel, desde tiempos de David Ben Gurion y Konrad Adenauer y cimentada luego por los siguientes cancilleres alemanes, entre los que citó a Willy Brandt, Helmut Schmidt y Helmut Kohl, hasta llegar a Angela Merkel.

De la canciller destacó la "calidez" con que ha recogido el mensaje de sus antecesores, la "sensibilidad" con que se ha comprometido a "mantener la especial responsabilidad de Alemania en la defensa de Israel" y su discurso ante el Congreso de EEUU, al advertir que el régimen de Teherán "es una amenaza para el mundo".

"Estamos con los millones de opositores iraníes que salen a la calle contra ese régimen", afirmó Peres.

El presidente israelí llamó asimismo a que no se abandone la persecución de los criminales nazi que siguen vivos, para que sean llevados ante la justicia y a mantener vivo el recuerdo de los seis millones de judíos asesinados por la maquinaria nazi.

"Les pido que hagan todo lo posible para que se les aplique el castigo justo a esos criminales", afirmó Peres, para quien a los "ojos" de los judíos, el procesamiento judicial de esos criminales no es cuestión de "revancha" sino de "educación".

"Los jóvenes deben recordar, no pueden olvidar y deben saber lo que ocurrió", sostuvo, tras recordar que el número de supervivientes mengua año a año, por lo que es imprescindible hacer "cuanto esté en nuestra mano" para que se imparta justicia.

"Cada vez quedan menos supervivientes vivos del Holocausto. Y al mismo tiempo viven en territorio alemán, en Europa, y en otros lugares del mundo personas que persiguieron entonces el fin más horrible: el genocidio", afirmó.

El presidente israelí tocó la fibra del Bundestag al recordar a su abuelo, asesinado junto con otros judíos de la población de Wisniewv (en la actual Bielorrusia) donde nació, tras ser conducidos y encerrados en una sinagoga, quemada como tantos otros templos judíos.

Peres recordó las últimas palabras que le dijo su abuelo, al despedirle en una estación de tren de la que partió con su familia en 1934, rumbo Tel-Aviv: "Hijo mío, sigue siendo judío". "Eso he hecho", dijo el Premio Nobel de la Paz, al evocar el abrazo de despedida del abuelo.

El discurso ante el Bundestag fue el punto culminante de la visita de tres días realizada a Berlín por Peres, cuya agenda, el martes, estuvo marcada por sus entrevistas con Merkel y con el presidente federal, Horst Köhler.

Peres visitó asimismo ayer la vía número 17 de la estación de tren de Grünewald, en el suroeste de Berlín, desde donde partían muchos de los trenes que condujeron a miles de judíos a los campos de exterminio en la Polonia ocupada. EFE

Categoria: