Una sonda de la NASA, SOHO, lleva 2.000 cometas descubiertos en el espacio

«Desde que fue lanzado, SOHO ha más que duplicado el número de cometas cuyas órbitas han podido ser determinadas en los últimos 300 años», explica Joe Gurman, científico del centro Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. En realidad, no es la sonda la que descubre los cometas, sino los científicos y, especialmente, decenas de astrónomos aficionados que a diario observan las luces que aparecen en las fotografías captadas por las fantásticas cámaras de la nave.

El ojo polaco
Precisamente, los cometas 1999 y 2000 fueron descubiertos el 26 de diciembre por Michael Kusiak, un estudiante de astronomía en la Universidad de Jagiellonian en Cracovia (Polonia). Kusiak encontró su primer cometa gracias al SOHO en noviembre de 2007 y desde entonces ha descubierto más de cien. Como él, otros voluntarios hacen un magnífico trabajo. «Si no fuera por estas personas, la mayoría de estos objetos nunca vería la luz», reconoce Karl Battams, responsable de la web de avistamiento de cometas del SOHO para el Laboratorio de Investigación Naval en Washington.

Battams recibe informes de los aficionados que sospechan que uno de esos puntos en las imágenes de la sonda pueden tener el tamaño y el brillo correctos y las características típicas de un cometa. Si se confirma el hallazgo, se da a cada cometa un número oficial y luego se envía la información al Centro de Planetas Menores en Cambridge, Massachusetts, que clasifica los pequeños cuerpos astronómicos y sus órbitas.

Tormenta de cometas
SOHO tardó diez años en ver sus primeros mil cometas, pero sólo cinco más en encontrar los próximos mil. Esto se debe en gran parte al aumento de la participación de los cazadores de cometas y a los trabajos realizados para optimizar las imágenes, pero también por un inexplicable aumento sistemático del número de cometas alrededor del Sol. De hecho, solo en diciembre se han detectado 37 nuevos cometas, un numero suficientemente alto para calificarlo como una «tormenta de cometas».

De una única familia
SOHO ha permitido a los científicos conocer que hay muchos más cometas en el interior del sistema solar del que creían, además de proporcionar información sobre su procedencia y su formación. Según Battams, el 85% de los cometas descubiertos por la sonda proceden de un único grupo conocido como familia Kreutz, que podría estar compuesto por los restos de un gran cometa que se rompió hace varios cientos de años. Estos cometas se acercan tanto al Sol en sus órbitas que la mayoría se evaporan a las pocas horas de ser descubiertos, pero muchos otros funcionan como un boomerang, siguen en órbita de la estrella y se vuelven a ver cada cierto tiempo, como el 96P Machholz, que orbita el Sol cada seis años y que SOHO ya ha visto tres veces.

Fuente: http://www.abc.es/20101229/ciencia/abci-cometa-numero-estrella-belen-201...

DJ