Minero Villarroel: "Si uno estaba mal, el compañero de al lado le daba la mano..."

Villarroel, fue el 28º rescatado del grupo de mineros atrapados la noche del miércoles, cuando finalizó con éxito el rescate de todos los trabajadores que quedaron atrapados el 5 de agosto.
El minero, oriundo del sur chileno y a punto de ser padre, fue recibido entre llantos por sus hermanos y su mamá, quien pensaba que su hijo era comerciante porque Villarroel nunca les comentó que trabajaba en una mina.
"Estoy contento, esperando a mi hijo", comentó a la televisión TVN.

El minero señaló además que al interior de la mina todas las decisiones se tomaban por votación, y que quemaron neumáticos para dar señales de vida. Esperaban que el humo saliera por una chimenea de ventilación, antes de que ésta quedara obstruida por nuevos derrumbes.
"Si se tomaba una decisión el que era uno perdía, mayoría como se dice, gana", señaló.
"La comida se fue dando por porciones cortas, cosa que nos durara. El agua igual", agregó sobre el régimen que tuvieron los primeros 17 días, cuando no tuvieron contacto con el exterior.

Villarroel dijo además que el personaje clave al interior de la mina fue José Henríquez, de 54 años. "Henríquez, al que le llaman 'el pastor', fue el hombre clave en unirnos todos los días", señaló sobre su compañero de una profunda fe religiosa. Sobre el viaje final de salida, abordo de una cápsula de metal en un estrecho ducto de 66 centímetros de diámetro y una extensión se 622 metros dijo: "Fue tranquilo. Estaba todo bien preparado; me subí escuchando música, así que salí con audífonos". AFP

Categoria: