La gobernadora de Arizona figura en la lista de candidatos "poco amistosos" hacia los hispanos