Zelaya llega a Washington mientras EEUU sopesa suspender sus ayudas a Honduras