Captahuellas llevan 3 mil bloqueados en supermercados de Maracaibo

Tres mil personas han sido bloqueadas por el sistema de captahuellas en Maracaibo desde que lo implementó la Gobernación del Zulia el año pasado, por excederse en el límite de compra de productos regulados en la red de supermercados.

La cifra la ofreció a PANORAMA Enrique Parra, intendente de la ciudad, quien precisó que de esa cantidad “más del 60% no ha acudido a reclamar el por qué de la sanción y del 40% restante que ha asistido solo 140 personas asistieron a presentar sus alegatos y han sido desbloqueadas hasta la semana pasada” por la Intendencia de Maracaibo.

Esta cantidad representa el 4% de los tres mil marabinos que ha solicitado el desbloqueo.

Explicó que semanalmente y mensualmente el Sistema de Información de Productos Regulados (Sipre) con el Sistema Biométrico reporta la cantidad de compra que hacen los ciudadanos, “al notar que se ha excedido presumimos que ese ciudadano los adquirió vulnerando el sistema por lo tanto se bloquea y al acudir a la intendencia analizamos su caso y si la justificación es contundente: esa persona es desbloqueada condicionalmente, quien no pueda hacerlo permanecerá bloqueado porque está en el rango del ‘bachaqueo”.

A estos casos se suma el de las personas que presentan problemas con su huella dactilar, pues a la hora de comprar en un supermercado el sistema no reconoce sus datos por lo tanto no pueden adquirir ningún tipo producto de la cesta básica por lo que deben acudir a la sede la Intendencia de Maracaibo, ubicada en la avenida Bella Vista, para que le asignen una cita para que le vuelvan a tomar sus datos dactilares y estos sean enviados al sistema en red de los supermercados.

A diario, el organismo atiende a 100 personas. De lunes a miércoles para quienes presentan problemas con su huella.

Según Parra, la mayoría de estos casos se presentan en adultos de la tercera edad y personas que por su tipo de trabajo han ido perdiendo la definición de su huella “por desgaste”. Sin embargo, también ocurre que el titular coloca su dedo en la máquina y arroja los datos de otra persona que ya hizo la compra. “Este tipo de fraude pasa muchas veces en complicidad con personal interno de los supermercados que han sido vetados para trabajar en la red de seguridad alimentaria”, detalló.

Pero, una vez que le toman de nuevo la lectura de los dedos índices las personas deben esperar al menos ocho días para que el sistema refleje la actualización en los súper que habitualmente visitan y 15 días para sumarlos a la red.

El intendente señaló que “anteriormente los gerentes de los supermercados con una clave con discrecionalidad podían permitir la compra sin pasar por la huella, lamentablemente esto cayó en una distorsión perversa por lo que desde la semana pasada se eliminó esa posibilidad”.

Los días jueves y viernes solo reciben a quienes han sido bloqueados por el ‘biométrico’.

Como María Feliciana González, una ama de casa residente del barrio Bicentenario, ubicado al oeste de la capital zuliana. “La primera vez que activaron el sistema pasé nueve meses sin poder comprar en los supermercados porque me habían bloqueado supuestamente por exceso de compra. En ese tiempo solo mi esposo podía conseguir los ‘regulados’. Luego hice el intento y aparecí activa cuando realizaron la depuración”, contó la mujer, mientras hacía la cola para entrar a un supermercado en la red pública.

Mientras tanto, en la recepción de la Intendencia la cola de personas solicitando revisión de huella no cesa.
Raquel López, una mujer de la tercera edad, asistió porque lleva “15 días sin poder comprar productos regulados y soy una mujer enferma de las piernas. En mi casa somos solo mi hermano que también está enfermo y yo”, relató molesta.

El sistema biométrico que comenzó el año pasado en los 55 supermercados afiliados a la Asociación Zuliana de Supermercados (Azusa), ahora se ha extendido a otros centros de expendios medianos y grandes, así como empresas farmacéuticas importantes, así como los que conforman la red pública (Bicentenario, Pdval y Mercal) “que para esta semana ya estarán integrados por completo”, acotó Parra.

Un reconocido centro de abastecimiento para mayoristas y minoristas también comenzó a aplicar “las captahuellas”. “Allí estamos haciendo una revisión exhaustiva porque hay muchas empresas de maletín sobre todo minoristas. Hemos cotejando su rif con su registro comercial y nos hemos conseguido que ni siquiera pagan impuestos por eso se están bloqueando”, informó Parra.

Fuente: Panorama

EP

Categoria: