Europa se ahoga en sus propias normas sobre calidad del aire

Europa se ahoga en sus propias normas sobre calidad del aire

En el cielo de Katowice, la gran ciudad de la cuenca minera silesiana, Polonia prueba su última arma contra el veneno que flota en el cielo: drones que examinan los tejados de las casas y, sobre todo, sus chimeneas.