Pensó que tenía fantasmas en el ático pero era su ex acosándola

Los ruidos la despertaban en la noche y la hacían temblar. Pensó que tenía fantasmas en el ático, pero algunas circunstancias no coincidían con su suposición: los espectros no roban comida de la heladera, no usan el baño, ni miran la televisión.