Despedida por Twitter ¡un día antes de entrar a su "nuevo" empleo!

Su jefe no usaba Twitter desde 2009, pero lo abrió únicamente para avisarle que estaba despedida.
No hay duda que la prudencia no cabe en Twitter. Y, ¿por qué habría alguien que cuidar lo que dice en sus propias redes sociales? pues simplemente porque si no tienes privacidad en ellas, cualquiera puede ver todo lo que publicas, incluido tu jefe.