Donald Trump hace del insulto su mejor arma de movilización de campaña

Donald Trump se ha convertido en un maestro del insulto: sutil, velado y lleno de connotaciones ofensivas para el destinatario o de verdades como puños para el votante que considera que el magnate y "showman" dice lo que ellos solo se atrevían a comentar en voz baja.