Para formar parte de la información

Isaac Hernández

Vendo candidato político ¿Me lo compras?

Isaac Hernández's picture

EL PROCESO DE LA VENTA DEL CANDIDATO POLÍTICO: En política tenemos un producto llamado candidato político, el cual se tiene que ofrecer por los diferentes canales de distribución y comunicación de marca a una clientela, llamados electores, y en un tiempo determinado.

Parece la venta de un producto comercial —en cierta forma es prácticamente lo mismo—, con la peculiaridad de que en el mundo político se quiere «vender» gestión, imagen y todo lo relacionado con ella. Cuando un producto sale al mercado, se va desarrollando, madurando e implantando; en política, también.

Cuando las encuestas valían para algo

Isaac Hernández's picture

LAS ENCUESTAS ELECTORALES EN LA ÉPOCA ACTUAL, EL CIUDADANO INFORMADO: Muchos pueden ser los métodos a la hora de hacer sondeos y conocer las corrientes de opinión pública, las formas de participación política del ciudadano para conocer la intención de voto también van evolucionando, se establecen nuevas técnicas para conocer lo que motiva a un elector decantarse por un futuro gobernante, el debate televisivo se niega a ser remplazado pero ¿tiene el candidato y el marketing político que dejarse llevar por los resultados obtenidos de estas herramientas de valoración estadística y personal?

El voto que cambiará todo

Isaac Hernández's picture

Nuevos escenarios electorales… Durante los últimos años la llegada de venezolanos a España ha ido creciendo sin parar. Esto hace que en comunidades como Madrid o Canarias el panorama electoral pueda tener grandes cambios de cara a las próximas elecciones municipales 2019 donde el marketing político actual y los análisis de intención de voto inmigrante, serán más que nunca elementos indispensables para la estrategia electoral de los partidos políticos, al menos para aquellos que quieran seguir en primera línea de batalla.

Partidos políticos, renovarse o morir.

Isaac Hernández's picture

El destino de las siglas... No pasarán muchos años para que algunos partidos políticos desaparezcan, de hecho, algunos ya ni se les recuerda cambiando constantemente de siglas o marcas política que lo que han conseguido en realidad, es infravalorar más si cabe la importancia de lo que está detrás de estas organizaciones.