Para formar parte de la información

José Antonio Gil Yepes

¿Y ahora México?

José Antonio Gil Yepes's picture

La elección de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de México tiene tres mensajes. El primero, que ni la centro izquierda (PRI) ni la centro derecha PAN) llenaron las expectativas de las mayorías: AMLO ganó con el 53% de los votos, 30 puntos por encima del siguiente. Esto se debe a que las élites se hacen absurdas cuando no logran ver que su lucha no debería ser entre sí, por cuotas de poder sectoriales, sino unirse para derrotar a su real enemigo, la pobreza. También ayudaron a AMLO las amenazas de Trump sobre el muro y el TLC.

Respuesta a Leopoldo López Gil

José Antonio Gil Yepes's picture

Querido primo: Pocas veces hemos estado en desacuerdo, pero votar o no en las próximas elecciones es una de ellas. Este debate tiene dos enfoques: el lineal y el dialéctico. Según el lineal, cabe pensar en no votar porque el gobierno juega con más ventajas que nunca. Sin embargo, a eso se contrapone que la oposición, como en 2015, tiene un altísimo potencial de votos, el 80%, que no se puede escamotear si cuenta con los testigos de mesa que eviten el “relleno”. El resto del sistema electrónico es invulnerable.

El autogol de la abstención

José Antonio Gil Yepes's picture

Ningún dirigente de oposición reivindicó el error de haber retirado, en 2005, los candidatos a diputados, perdiendo casi el 100% de las curules de la Asamblea Nacional. Ese autogol fue de dos tantos de una vez: le dejaron el campo libre al chavismo y la abstención no tuvo ningún efecto deslegitimador; Chávez ganó en 2006 con el 63%. Sin haber aprendido de semejante disparate, las cúpulas de los principales partidos opositores vuelven hoy a insistir en lo mismo, con implicaciones aún más graves en los siguientes aspectos.

Sin Plan B

José Antonio Gil Yepes's picture

Si todos fuésemos a votar, la oportunidad de ganarle a Maduro es de 78 a 22%. Con una ventaja así, ni en las peores condiciones electorales se pierde una elección con un solo candidato opositor y con una sólida organización para vigilar los votos. Pero, los abstencionistas opositores pudieran lograr que Falcón pierda si la abstención se mantiene por encima del 60%. Eso los pone en una situación paradójica pues así le regalan el triunfo a Maduro, aunque “salir de Maduro” es su objetivo fundamental. Para resolver esta paradoja, tendrían que tener un Plan B.

Pros y Contras del Voto

José Antonio Gil Yepes's picture

Si toda elección en la vida fuese obvia, no tendríamos que pasar por el sacrificio de evaluar nuestras opciones: Comprar o no comprar, o de qué marca comprar; leer un libro u otro, versus ir al cine o trabajar… Todo implica asumir un riesgo; por ello necesitamos calcular las probabilidades de los costos y beneficios involucrados y optar por lo mejor. Lástima que varios Premios Novel además hayan descubierto que en estos cálculos predominan las emociones; y en nuestras próximas elecciones todo esto viene a colación: Nadie tiene argumentos definitivos a favor ni en contra de ir al votar.

El falso dilema

José Antonio Gil Yepes's picture

Estamos viviendo un falso dilema: Votar o no votar, en función de que habría que cuestionarse si debemos honrar el principio democrático de elegir si las condiciones electorales no están dadas. Claro que estas condiciones no están dadas. Por ejemplo, Leopoldo y Capriles no pueden ser candidatos porque están injustamente inhabilitados y estos son los que más oportunidad tienen de ganar.

Es muy fácil…

José Antonio Gil Yepes's picture

El dicho popular dice que es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Hoy, lo que nos ocurre no sólo se debe a los errores del gobierno sino también a los de la oposición. Y no me refiero únicamente a sus partidos, sino también a los demás sectores, con la excepción de la Iglesia Católica.

Distorsión de la economía

José Antonio Gil Yepes's picture

La sociedad está compuesta por sectores y funciones interdependientes. Como dice la metáfora: “es como un cuero seco, si se pisa por un lado, se levanta por el otro”. Lo cual sugiere que parece preferible que los sectores y funciones de la sociedad estén en equilibrio o, lo que es los mismo, que es preferible una democracia pluralista, que un régimen autoritario y una economía en la que muchos sepan pescar a una economía en la que unos pocos regalen pescado para dominar a quienes lo reciben.

Sufrimiento y felicidad

José Antonio Gil Yepes's picture

La navidad es momento de intercambiar buenos deseos, comprensión y solidaridad; de renovar nuestros propósitos de ser mejores personas y desearnos un próspero año nuevo.

Tengo una década enviando un mensaje de navidad a mis familiares y amigos en esta vena y siempre su escritura había fluido fácil. Pero este año he tenido que preguntarme cómo enviar mi saludo con alegría y optimismo porque, para la gran mayoría, las circunstancias y perspectivas no son buenas ni alegres.

Negociación y Elecciones

José Antonio Gil Yepes's picture

La causa de la democracia iba bien encaminada en Dominicana dado que los cinco cancilleres allí presentes redactaron un documento en el cual le proponían a las partes un conjunto de acuerdos que armonizaba sus posiciones. Esto incluía las elecciones presidenciales en condiciones transparentes. Sin embargo, las discusiones que siguieron a la presentación del documento resultaron en que ninguna de las dos partes estaba de acuerdo con él y que se postergaran las conversaciones para mediados de enero de 2018. Hasta ahí no ha pasado nada porque las negociaciones son así: avances y retrocesos.

Negociaciones en Dominicana

José Antonio Gil Yepes's picture

La primera noticia es que el diálogo se convirtió en negociación. La oposición aprendió que no podía sentarse “sin agenda y sin límites”, como definió el oficialismo diálogos anteriores, con resultados catastróficos para dicha oposición, particularmente el descarrilamiento del referendo revocatorio presidencial en 2016. Los opositores también han tenido el acierto de hacerse acompañar de expertos en negociación. Y el fruto de su trabajo se está viendo. Por ejemplo, una de las herramientas para conducirse en una negociación imposible es controlar el proceso.

¿Negociando qué?

José Antonio Gil Yepes's picture

Entre las condiciones para lograr una negociación “ganar-ganar” está la especificidad de los planteamientos. Por el contrario, el uso de términos imprecisos tiende al fracaso o a que “uno gane y el otro pierda”. Esto recuerda aquello del gobierno en 2016: “sin agenda y sin plazo” (¿y, entonces, de qué se iba a hablar, y para cuándo?).

¿Por qué tender puentes?

José Antonio Gil Yepes's picture

En mi artículo, “Empresarios y Partidos” propuse que estos sectores están atados por el binomio empresa privada-democracia. Sin embargo, en la medida que fueron desapareciendo los grandes capitanes de empresas a partir de los 80, este binomio se desarticuló, simultáneamente con la atomización de los partidos y la caída del régimen democrático.