El libro impreso resiste bien a la competencia digital

El libro impreso en papel resiste bien a la competencia digital del 'e-book', un fenómeno perceptible en Estados Unidos, Gran Bretaña o Francia.