Para formar parte de la información

Luis Ugalde SJ

Clamor de cambio y elecciones

Luis Ugalde's picture

Los venezolanos clamamos salir de esta agonía y reconstruir la vida. Las elecciones libres y la democracia son un componente necesario de ese cambio nacional. Por el contrario, el régimen se aferra al poder y propone elecciones para no cambiar: El Ejecutivo ordena y su Tribunal Supremo cumple nombrando un CNE dócil que expropia los partidos AD, Primero Justicia y Copei y los entrega a amigos. Voluntad Popular, Nuevo Tiempo, y cualquier otro que sea necesario, están en lista de espera para la intervención.

Destruir el Estado

Luis Ugalde's picture

Un hecho indiscutible: el Estado que Venezuela tenía ha sido destruido. ¿Cuáles son las causas de su ruina?; para unos son el saqueo y la ineptitud de los “revolucionarios”; para otros, su voluntad destructiva. Nos cuesta creer que el régimen deseara quebrar Sidor y arruinar a Pdvsa, su extracción, refinación y distribución de gasolina. ¿Desearía el régimen este sufrimiento de la población por falta de agua, luz, gas, transporte, escuela, hospital y bolívares que valgan algo? ¿Buscar esa ruina no sería un suicidio para la “revolución”?

La muerte de Rommel

Luis Ugalde's picture

El mariscal Rommel fue un verdadero genio de la guerra, admirado por Hitler y los alemanes y temido por los enemigos. Su Afrika Korps y sus tanques lograron triunfos resonantes en los blitzkrieg (guerra relámpago) en el Norte de África. Pero a partir de 1942 el incontenible avance alemán se paró en todos los frentes: Inglaterra no se rindió, Estados Unidos entró en la guerra y la Unión Soviética ganó la heroica batalla de Moscú y contraatacó con millones de hombres y contó con el apoyo de miles de tanques, aviones y material de guerra estadounidense.

Entre muerte y vida

Luis Ugalde's picture

La Semana Santa siempre se vive entre la muerte y la vida, pero ahora con la pandemia del covid-19, sentimos la amenaza de muerte y nos preguntamos por el sentido de la vida.

En el espejo de Jesús

Jesús con palabras y hechos nos habló de la vida y de la muerte: Quien da la vida, aunque parezca que la pierde la gana, como el grano de trigo que al caer en la tierra parece que muere, pero de él surge multiplicada la espiga de la vida. Jesús ciertamente fue arriesgado y no moderó sus palabras de reto a los poderes establecidos cuando les dijo:

Pacto social para renacer

Luis Ugalde's picture

Venezuela solo tiene remedio si hacemos lo que hay que hacer; todos, primero Maduro. Él expresó, como crítica al presidente de Colombia que para vencer al coronavirus hay que dejar de lado “diferencias ideológicas y pequeñeces miserables”. Luego solicitó del Fondo Monetario Internacional un préstamo de 5.000 millones de dólares, sabiendo que no se lo podían dar. Ambos gestos solo servían para echar la culpa a otros. Desideologizar y abrirnos internacional y nacionalmente son dos consejos que el régimen debe aplicarse a sí mismo.

Sufrimiento nacional y elección libre presidencial

Luis Ugalde's picture

Venezuela hoy es un infierno; de eso no hay duda. Lo que se discute es si hay salida este año. Solo habrá si la inmensa mayoría se une en un único camino para recorrerlo juntos hasta llegar a la meta democrática de la elección constitucional de nuevo presidente y cambio de gobierno a un modelo sensato y viable. Afortunadamente hemos empezado con apoyo de los países democráticos al camino de la salida pacífica y constitucional con elección presidencial libre y justa este mismo año.

Cinismo político, hambre y elecciones

Luis Ugalde's picture

Apaguen la luz, apaguen los celulares, apaguen la TV, apaguen las conciencias. Así a oscuras y protegidos por tropa con cascos, escudos, fusiles, paramilitares y órdenes insensatas, vamos a imponer sin votos, ni quórum, una nueva directiva de la Asamblea Nacional con diputados presionados, amenazados y comprados.

Yo y los otros

Luis Ugalde's picture

El hombre es un lobo para el hombre. Por eso hay que poner un guardián con todo el poder para reprimir e impedir que los hombres en sociedad se maten. Así simplifico lo que decía Hobbes en su análisis de la política. Ese Leviatán o “gendarme necesario” trae males, pero son preferibles –dicen– los abusos del poder de un déspota que la guerra de todos contra todos. En un conglomerado de millones de yo buscando cada uno su interés al grito de “sálvese quien pueda” hay una guerra en la que se busca destruir al enemigo para que a mí me vaya bien.

Ricos y pobres

Luis Ugalde's picture

Evo Morales y cualquier empresario neoliberal de Chile coinciden en algo fundamental: ambos piensan que su éxito es el éxito para todo el país y debe perpetuarse. Sin duda la presidencia de Evo en los primeros años tuvo notables logros socioeconómicos y políticos. Bolivia y su mundo indígena mejoraron, lo que llevó a Evo y a su equipo a buscar la perpetuación en el poder, violando la expresa voluntad de la mayoría. Chile llegó a la salida del dictador Pinochet con una economía en auge.

Algo peor

Luis Ugalde's picture

Nuestra catástrofe nacional solo puede agravarse mientras dure este régimen. Nada puede ser peor que esta carrera desbocada hacia el precipicio, pensábamos. Pero he llegado a la conclusión que sería mucho peor el fracaso del nuevo gobierno en el primer año. Fracaso muy probable si los contrarios a la dictadura no ponemos desde ahora todos los medios para el pleno éxito de la democracia rescatada. Todos unidos desde ahora para el éxito de Venezuela en la reconstrucción del país.

Se busca empresarios

Luis Ugalde's picture

Está bien que los diputados del régimen anuncien que van a cumplir con su deber de participar en la Asamblea Nacional para la que fueron elegidos. Mejor aún que suelten a todos los indebidamente presos por persecución política. Pero es de mal gusto el show que montó el régimen dando a entender que ya viene el cambio, cuando lo hacen para bloquearlo, prolongar el infierno y negar que desde enero tenemos un dictador no elegido legítimamente y que pretende el poder hasta 2025.

Asalto a la universidad

Luis Ugalde's picture

Me impresiona cada día más el terco empeño del dictador en borrar la trágica realidad nacional con mentiras, invento de guerras e invasiones, atentados, drones asesinos, milagros económicos, próximas cosechas ubérrimas y supuestos entusiasmos revolucionarios de gente acarreada. ¿No hay sensatez ni capacidad para reconocer la muy dolorosa verdad y abrir puertas para rehacer el país? Aunque no puedan encabezar la reconstrucción democrática, al menos permitirla y no dejar la cárcel cerrada botando la llave.

Pereza política y tragedia nacional

Luis Ugalde's picture

No queremos negociar, sino que se vayan todos los corruptos-ineptos y su “Socialismo del siglo XXI”. De acuerdo, pero cómo se logra eso. Ahí, en el cómo, empieza la política o queda en evidencia la falta de ella. No basta anunciar lo necesario, la política hace que lo necesario sea posible y que este se transforme en realidad. No es buen médico quien rechaza la enfermedad y proclama la salud pero ni cura ni sana.

Barbados y más acá

Luis Ugalde's picture

Impresiona la coherencia de nuestra Conferencia Episcopal, que nos orienta con su valiente reflexión ética y religiosa en la creciente tragedia nacional. No es fácil que medio centenar de obispos año tras año se ponga de acuerdo en un documento claro, preciso y valiente que no se queda en principios cristianos generales. Este mes de julio acogen el dramático Informe del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y el clamor del país que exige cambio para evitar que el barco se hunda.

La importancia de cazar ratones

Luis Ugalde's picture

Deng Xiaoping -el líder comunista decisivo en la transformación de la economía china- al llegar al poder en 1978 practicó lo que había dicho 16 años antes y fue acusado de contrarrevolucionario y derechista en la maoísta “revolución cultural”: no importa el color del gato, lo importante es que cace ratones. Llegado al gobierno demostró cómo se podía afianzar el poder político dictatorial comunista por medio de una exitosa economía capitalista. El gato cazaratones pone por encima de dogmatismos ideológicos el pragmatismo de los resultados.

Renacer educativo y resurrección de país

Luis Ugalde's picture

La educación está destrozada en todos sus niveles y el nuevo gobierno debe hacer de la educación el alma del renacer de la nueva Venezuela.

Tenemos que ser muy realistas sobre el actual ánimo decaído de los actores de la educación y las claves para su cambio. Con los actores apagados, de nada sirve señalar tareas y planes necesarios, los actores tienen prioridad estratégica.

Ayuno, política y conversión

Luis Ugalde's picture

Los dictadores, tiranos y reyes absolutos se creen dioses omnipotentes. Exigen que las instituciones religiosas los traten como tales, los bendigan y celebren sus triunfos con “te deum” de acción de gracias. Los tiranos fuertes, y aun los débiles, no admiten vivencia ni voz religiosa que sea autónoma y que reduzca todo poder político a un simple medio: bueno si sirve para que la gente tenga vida y dignidad, y rechazado si se convierte en enemigo de la vida, la dignidad y la libertad.

¿Suicidio colectivo?

Luis Ugalde's picture

En septiembre de 1998, tres meses antes del triunfo electoral de Chávez, escribí un artículo de prensa titulado “El gobierno de Chávez”. Lo hice luego de acudir como observador a un mitin del populista en Mérida, donde me empapé del delirio multitudinario, hablé con muchos tratando de comprender su fervor y escuché el mitin del líder. El artículo empezaba así: “Según las encuestas y análisis sencillos, hay alta probabilidad de que Chávez gane las elecciones y poca de que pueda hacer un buen gobierno; lo que significa una especie de suicidio colectivo".

Irritante confusión

Luis Ugalde's picture

Vivimos tiempos de mucha tensión, confusión y deseos de que alguien desde fuera nos resuelva esta tragedia nacional. Algunos quisieran que el Papa nos liberara del usurpador. Para que esta ilusa esperanza no traiga más frustración, la Iglesia Católica debe ser más clara y evitar confusiones y silencios que aumentan la irritación contra el Vaticano.

Pages