Para formar parte de la información

Mitzy Capriles de Ledezma

Entre burlas y extravagancias

Mitzy C. de Ledezma's picture

Cuando comenzó el desplome de los precios del barril de petróleo, desde la popular parroquia El Valle de Caracas, Hugo Chávez aseguró que “los precios del crudo venezolano pueden llegar a cero dólares y nosotros, gracias a la revolución del Socialismo del Siglo XXI, no sufriremos ninguna consecuencia negativa”. A la vista está el desastre de haber convertido a Venezuela, más que en ninguna otra era, en una nación dependiente absolutamente de la renta petrolera.

Un régimen de mentirosos compulsivos

Mitzy C. de Ledezma's picture

Miguel Ángel Capriles decía que “la información es la esencia de la libertad de expresión, por eso debe ser siempre cierta y fundamentada”. Nací en una familia en donde a diario se debatían en la sobremesa los titulares a destacar en las primeras páginas de los medios a cargo de mis tíos y de mi padre.

Maduro, malaria y drogas

Mitzy C. de Ledezma's picture

Lo que se venía venir llegó. Las decisiones administrativas de Tribunales Federales de EEUU resolvieron dar a conocer sus primeras conclusiones que dan cuenta de cómo en Venezuela, el ex Jefe de Estado, era, al mismo tiempo, jefe del Cártel de Los Soles. Fue un juicio largo para los venezolanos que esperábamos, impacientes esa decisión. Pero lo importante es que ocurrió el desenlace y hoy, tanto Nicolas Maduro, Diosdado Cabello y otra docena de secuaces, están incorporados a la lista de “los más buscados”, nada más y nada menos, que por narcotráfico.

Almagro y la democracia

Mitzy C. de Ledezma's picture

Ayer fue un día con mezclas de sentimientos. Por una parte, pasamos las horas con las naturales angustias que despiertan la pandemia que sigue acosando a la humanidad, también de tristezas por los miles de seres humanos que han sucumbido ante tan letal embestida y paradójicamente, una brisa fresca de optimismo aventada desde Washington, cuando nos enteramos de la victoria de Luis Almagro, quien fue reelecto para que continúe, por 5 años más, al frente de la Organización de Estados Americanos.

La memoria de Venezuela

Mitzy C. de Ledezma's picture

El escritor checo, Milan Kundera, advertía sobre los despropósitos de las tiranías. Comienzan -dice Kundera- por tratar de desmemoriar a los ciudadanos, que olviden sus orígenes, que no tengan referencias ciertas de su identidad; ese es el primer tramo que recorren para avanzar en la perversa intención de liquidar las naciones. Por eso arrasan con los libros, no dejan vestigios de su verdadera cultura porque hay que escribir nuevos libros donde desparramarán su narrativa, la interesada, la manipulada al antojo del tirano de turno.

Parir dolores

Mitzy C. de Ledezma's picture

Con su peculiar ramplonería, el dictador Maduro exhorta a las mujeres venezolanas a parir, por lo menos, seis criaturas. Lo hace con la desfachatez propia de los indolentes a los que nada les importan los sufrimientos del prójimo. Más bien, acentúa sus palabras con esa saña que le brota en forma de baba de su boca que delata su instinto criminal.

¿Cuál sorpresa?

Mitzy C. de Ledezma's picture

Nadie debería sorprenderse de las arbitrariedades cometidas, en vida, por Hugo Chávez y ahora por su carnal Maduro. Ambos fueron responsables de las asonadas militaristas perpetradas durante los días 4 de febrero y 27 de noviembre del año 1992. Ese fue el epicentro de este terremoto político que ha estremecido a nuestro país, al extremo de dejar en ruinas sus instituciones fundamentales, fracturar sentimentalmente a los venezolanos y ocasionar un daño moral de grandes disensiones, ojalá no irreparable.

Robos por todas partes

Mitzy C. de Ledezma's picture

¡Hasta con el trámite de pasaportes roban!. Ésa es la exclamación que retumba en todas partes del mundo, donde se habla de la tragedia venezolana. Y no hay razones para desvirtuar esa sentencia a flor de labios, que salen de las palabras con que enjuician al malandraje que asalta, roba, trafica y negocia el destino de más de 30 millones de personas y arriesga la estabilidad y seguridad de todo un continente.

Paralelismo y anarquía

Mitzy C. de Ledezma's picture

Cuando un país se aleja de la legalidad va, inexorablemente, camino a la anarquía. Eso es lo que se ve en Venezuela. Un país manejado con base a caprichos, donde la Constitución termina siendo un estropajo que sólo es citada, cuando se quiere hacer referencia a la “gesta constituyentista” que antojadizamente organizó Chávez en 1999, saltándose a la torera todas las normas legales que eran de obligatoria observancia.

Muertos, Ciegos y Torturados

Mitzy C. de Ledezma's picture

La realidad nos hace tropezar día a día, con un régimen capaz de hacer las peores cosas del mundo. Lo vimos el pasado fin de semana, cuando un aberrado “oficial” de la fuerza armada nacional -en minúsculas a propósito- torturó a un niño con la impiedad propia de los verdugos que le sirven ramplónamente a esa narcotiranía que atormenta a nuestra amada Venezuela.

Sin pueblo, pero con balas

Mitzy C. de Ledezma's picture

Las encuestas que se realizan en Venezuela, arrojan resultados parecidos. Salvo aquellas empresas de maletín que hacen investigaciones por encargo y por lo tanto sus resultados son sesgados y nada creíbles, el resto de los sondeos nos revelan lo que es más que percibido en las calles del país. La inmensa mayoría de los ciudadanos repudia a Maduro y a su corte. No tienen anclaje en ningún sector del país, en todos los estratos sociales se ausculta un malestar cada dia más creciente.

Pasarán más de mil años…

Mitzy C. de Ledezma's picture

¡Pero apenas son 20!, diría, sarcásticamente, un parlanchín del madurismo. Si, eso es cierto, pero la crudeza de la tragedia hace sentir que pesan como 20 siglos. Por eso no dejan de tener razón quienes aseguran, que la dimensión de esta tragedia madurista no se mide en días, en semanas ni en años, se mide en muertos. Son más de 350 mil venezolanos dados de baja en estas últimas dos décadas. Más de 4 millones 600 mil venezolanos desterrados. Más de 400 mil personas con enfermedades crónicas expuestas a morir, porque no pueden ser tratadas debidamente.

Niños desterrados

Mitzy C. de Ledezma's picture

Desde que he tenido que visitar varios países del mundo, abogando por la libertad de todos los presos políticos de Venezuela, incluido mi esposo Antonio Ledezma, nos encontramos con miles de ciudadanos que forman parte de ese éxodo masivo, consecuencia de la inocultable crisis que impacta a nuestro país desde hace ya casi dos décadas.

¡A comer misiles!

Mitzy C. de Ledezma's picture

Jugar a la guerra es parte de un diseño que ha servido de brújula a los cabecillas de esta narcotiranía que nos oprime en Venezuela. Recordemos que en varias oportunidades el finado Hugo Chávez, usaba sus cadenas de radio y televisión para anunciar el desplazamiento de tanques de guerra con sus respectivos comandos militares hacia la frontera con la hermana república de Colombia.

Ceguera por desnutrición

Mitzy C. de Ledezma's picture

Recientemente sostuvimos una reunión con el prestigioso oftalmólogo venezolano Rafael Cortez. El propósito del encuentro era analizar la situación del joven Rufo Chacón, víctima de una agresión en Táriba, estado Táchira, mientras protestaba junto a su madre, por la carencia de gas doméstico en su comunidad. Una ráfaga de perdigones hicieron blanco en su cara, dejándolo sin visión. La idea de la reunión promovida por la Asociación Venezuela Libre, que coordina el Dr.

Los brujos del poder

Mitzy C. de Ledezma's picture

La estafa no se limitó a vender pócimas revolucionarias, como ese menjurje del Socialismo del Siglo XXI. Chávez y su carnal Maduro, fueron más allá de esa "feria de latiguillos" que resumían las más contradictorias ideologías habidas y por haber. También pisaron el terreno de la brujería, con todas sus supersticiones. De las andanzas de Chávez con la Santería hay evidencias, así como de sus delirios espiritistas que le permitían "empotrar en sus carnes", al mismísimo espíritu de Simón Bolívar.

El jefe de las torturas

Mitzy C. de Ledezma's picture

El juicio a Maduro y sus secuaces es imparable. Ese proceso va, “contra viento y marea”. La Fiscal de La Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, ya dio señales de que nada podrá detener esa a tromba que arrastra montones de pruebas que justifican un desenlace que servirá para hacerle justicia a las víctimas de crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Educación destruida

Mitzy C. de Ledezma's picture

Cuando se habla de la magnitud de la diáspora venezolana resaltan las cifras que dan cuenta de los millones de seres humanos que peregrinan por todos los confines del mundo. Se hacen referencias a los bien valorados profesionales, como expertos petroleros, médicos con especializaciones, catedráticos de las mejores universidades del país o simplemente mano de obra calificada. Resalta la hoja de vida de gente con algún nivel de educación formal que lo hace competitivo en cualquier mercado de trabajo, por más exigencias curriculares que se hagan.

Gasolina de contrabando, si hay...

Mitzy C. de Ledezma's picture

Los últimos hechos ocurrido en Venezuela, no tenían lugar en la imaginación más febril de cualquiera que se atreviera a suponer, ¿qué pasaría en nuestro país en el futuro? Ver como se habla de náufragos, de personas que mueren en el intento de salir de nuestras costas para llegar a islas vecinas, era impensable años atrás. Lo que acaba de acontecer con el peñero que zozobró en las aguas cercanas a Trinidad y Tobago, es simplemente doloroso.

Dictadura sin inteligencia

Mitzy C. de Ledezma's picture

Que en Venezuela impera una narcotiranía, no hay dudas. Tampoco que Maduro encabeza un régimen fallido que ha hundido al país en un agujero muy oscuro. Que la inseguridad tiene a los venezolanos en la mira para convertirlos en pasto fácil de un asesinato, de un secuestro, de una extorsión o de un arrebatón de su cartera, celular o despojo de los zapatos que le quitan a un adolescente junto con su vida, tampoco de eso hay dudas.

De país petrolero, a cocalero

Mitzy C. de Ledezma's picture

¿Elecciones con Maduro usurpando el poder? Olvídense de esa quimera. A menos que se hagan como les gusta a los tiranos: a su manera. Con rectoras del CNE controladas, con un REP puyado, con colectivos violentos asediando a los electores en las colas, con un Plan Republica que más bien es un Clan de Maduro, con tolditos rojos para pasar por el cedazo a los ciudadanos sometidos con el perverso Carnet de la Patria, sin observación calificada, salvo aquellos mamarrachos que traen con todos los gastos pagados para que sean “mirones de palos” y alabarderos de la “revolución”.

Guaidó cruzó el rubicón

Mitzy C. de Ledezma's picture

A Maduro se le vencieron los tiempos. Hace rato ya. Eso es más que evidente. Las cifras que miden la desnutrición, las estadísticas que resumen el número de víctimas de la inseguridad o de las bajas humanas por la carencia de medicinas, tienen rostros humanos. Son las caras de los miles de niños sentenciados a padecer un futuro aciago.

Pages