Pedro J. Torres: Problema de conexión cerebral hace que niños obesos no puedan dejar de comer

Gobiernos, empresas, universidades, centros de investigación y comunidades deben promover más la prevención en salud. Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón

Incontables estudios han demostrado los devastadores efectos de la obesidad infantil sobre la salud del individuo, incrementando el riesgo de sufrir un vasto número de enfermedades, en muchos casos potencialmente mortales, como la diabetes, las patologías cardiovasculares, la hipercolesterolemia, los trastornos óseo-articulares y varias formas de cáncer, entre otras muchas. Tal situación es particularmente preocupante en el caso de los niños, ya que dada la creciente expansión del fenómeno de la obesidad infantil, en los años recientes se ha registrado un serio aumento en el número de niños que desde muy temprana edad presentan estas dolencias, las cuales en el pasado se asociaban principalmente con individuos de edad avanzada. Y tales alteraciones no desaparecen al salir de la infancia, por cuanto un niño obeso tiende a convertirse en un adulto obeso, con todas las consecuencias que esta condición implica, además de las que ya se arrastran por haber sufrido de obesidad infantil. Esta información es compartida desde la Fundación Torres-Picón.