Has comido un pedazo de pan que tenía moho ¿y ahora qué?

Has comido un pedazo de pan que tenía moho ¿y ahora qué?

A todos nos ha pasado alguna vez. Te preparas un sandwich. Estás disfrutándolo tranquilamente y de repente te das cuenta de que el pan al que ya le has dado unos cuantos mordiscos tiene unas manchitas verdes o azuladas. ¡Ugh! ¿Y ahora qué? Esto es lo que te puede pasar cuando comes moho.