Pedro J. Torres: Percepción errónea de madres sobre hijos con supuesto peso normal impulsa obesidad infantil

Pedro J. Torres con la pintora Carmen Herrera. Aumentan las maneras de prevenir la obesidad

“Mi hijo no está gordo, es robusto”, “¡mi niño es fuerte, no es obeso!” Frases como éstas se oyen a menudo en labios de madres que se niegan a ver lo que es evidente ante los ojos de las demás personas: que sus hijos están pasados de peso, a veces bastante. Esta “imagen distorsionada”, que algunas madres tienen de sus pequeños, en cierta medida puede ser responsable de la expansión de la obesidad infantil en gran parte del mundo, tal como indica un estudio que analizó la tasa de error en la percepción que las madres tienen de la imagen de sus hijos en cuanto a obesidad, sobrepeso, peso normal o peso bajo, y la influencia que tiene esta percepción en la adopción de un régimen nutricional.