Banco Central Europeo mantiene su tasa principal ante incertidumbre por Eurozona

Trichet se refirió también al controvertido programa de compra de obligaciones públicas lanzado por el BCE en mayo para ayudar países de la zona euro en dificultades y estimó que la necesidad de intervención de la institución parecía "haber disminuido en forma progresiva".

No se espera un cambio del actual nivel de tasas de interés hasta 2011. Actualmente, la debilidad de la inflación y la fragilidad de la reactivación económica sostienen un mantenimiento del status quo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró el jueves su estimación de crecimiento mundial para 2010 tras un buen primer semestre, pero la dejó sin cambios para la zona euro (+1%) y subrayó las amenazas vinculados con la debacle presupuestaria de Grecia y, en forma más general, de los países denominados "periféricos" (España, Portugal e Irlanda).

"La oferta del crédito bancario podría verse obstaculizada por el alza de la incertidumbre sobre la exposición del sector financiero a los riesgos en materia de deuda pública", advirtió el FMI.

En ese sentido, se esperan los resultados de las pruebas de resistencia ("stress tests") aplicadas recientemente a los principales bancos europeos, y que concernieron a 91 instituciones, muchas más que las 22 sometidas a examen el año pasado.

El Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS) confirmó el jueves que esos resultados serán publicados el 23 de julio, tal y como anunciaron previamente Francia y Alemania.

"El espectro de las pruebas de resistencia fue ampliado para incluir no sólo a los grandes grupos bancarios internacionales, sino también a los establecimientos de crédito importantes a nivel nacional", precisó el CEBS en un comunicado publicado en su sitio web en la madrugada de este jueves.

El objetivo de las pruebas practicadas es examinar la capacidad de resistencia de los bancos a unas condiciones económicas y financieras extremas.

Al efectuar las pruebas, la autoridad reguladora somete a los bancos y sus carteras de crédito a simulaciones de crisis económica aguda y verifica que sus recursos propios les permiten hacer frente a las dificultades sin poner en peligro su solvencia.

El CEBS precisó que los bancos fueron sometidos a dos escenarios, uno llamado "de base", es decir sin un deterioro particular de las condiciones macroeconómicas, y otro "negativo", que prevé hipótesis pesimistas para 2010 y 2011.

El escenario negativo prevé un crecimiento inferior a las estimaciones de la Comisión Europea en tres puntos porcentuales y un movimiento de desconfianza hacia la deuda soberana de ciertos Estados de la UE (Unión Europea), pero no la hipótesis de que uno de esos Estados se declare en suspensión de pagos. AFP

Categoria: