Skip to main content
Chloe no es androide, es solo un juego

Chloe no es androide, es solo un juego

Un video publicado en la red social TikTok, que circula por Whatsapp, muestra a Chloe, una supuesta androide, respondiendo preguntas a alguien que no aparece en cámara, pero con un nivel de fluidez al hablar que sorprende porque se trataría de una máquina.

El audiovisual de 57 segundos es tomado del corto que PlayStation lanzó del videojuego Detroit: Become Human y colgó en YouTube dos días antes del estreno del juego, el 25 de mayo de 2018.

Chloe es un androide RT600 en Detroit: Become Human, el primero perfeccionado por CyberLife, señala la página Amino apps, que detalla que Chloe actúa como anfitriona en el menú y la configuración del juego.

Interactúa con los jugadores con una fluidez de lenguaje que asombra. Pero ella no es real. La figura de Chloe es virtual. Es un androide hecho con inteligencia artificial para el juego "de aventura gráfica, desarrollado por Quantic Dream y publicado por Sony Interactive Entertainment, inicialmente lanzado en exclusiva para la consola PlayStation 4", reseña Wikipedia.

"El argumento del videojuego se sitúa en un mundo futurista donde los androides, con auténtica apariencia humana, comienzan a desarrollar sentimientos y emociones humanas, lo que deriva en un problema para los humanos", dice la enciclopedia libre en Internet.

Chloe es interpretada por la actriz francesa Gabrielle Hersh, quien presta su imagen y su voz al personaje futurístico, que aunque mueve ojos y boca, muestra muy poca expresión en el resto del rostro.

El video de TikTok que presenta la entrevista a Chloe, forma parte de la trama del juego y ocurre en 2024. La cadena a la que concede la entrevista es KNC, un canal estadounidense de noticias de televisión por cable y satélite en Detroit: Become Human.

Chloe pasa públicamente las pruebas de Turing cara a cara en 2022, señala Amino Apps al referirse a parte de la trama del juego. De acuerdo con Wikipedia, la prueba de Turing es un examen de la capacidad de una máquina para exhibir un comportamiento inteligente similar al de un ser humano o indistinguible de este.

El test debe el nombre a su creador al matemático británico Alan Turing, quien en el campo de la inteligencia artificial, es conocido sobre todo por la concepción –en 1950– de esa prueba. Es considerado uno de los padres de la ciencia de la computación y precursor de la informática moderna.

Sophia, el androide más avanzado hasta el momento

Chloe no es más que un androide en el mundo de la ficción. Para mayo de 2021, Sophia –activada en 2015 por Hanson Robotics, con sede en Hong Kong– es el androide más avanzado del mundo.

Inspirada en la actriz Audrey Hepburn, Sophia tiene inteligencia artificial (IA), procesamiento de datos visuales y reconocimiento facial; imita gestos humanos y expresiones faciales y es capaz de contestar ciertas preguntas y tener conversaciones sencillas sobre temas predefinidos, destaca Wikipedia.

Una vez más, reiteramos la importancia de verificar informaciones que podrían prestarse a confusión Espaja.com (Foto: Pixabay) Informe21/LJ