Skip to main content
¿En qué nos debemos fijar para saber si una foto está manipulada. Pixabay

¿En qué nos debemos fijar para saber si una foto está manipulada?

A menudo, los bulos y las desinformaciones se mueven en redes sociales y canales de mensajería como WhatsApp o Telegram en forma de imágenes. Algunas son imágenes reales que se convierten en bulos al ser sacadas de contexto, mientras que en otras ocasiones son simples montajes. Por ello, te explicamos algunos trucos para saber si una foto ha sido o no manipulada y en qué debemos fijarnos.

El primer paso: búsqueda inversa de imágenes

El primer paso que debes dar para saber si una imagen es o no un montaje es comprobar si ya ha sido publicada o verificada anteriormente. Para ello, podemos utilizar la búsqueda inversa de imágenes que ofrecen distintos buscadores como Google, Yandex, Bing o TinEye y pinchar sobre el icono de las cámaras que aparece a la derecha de las barras del buscador. 

De este modo, tal y como os explicamos en este artículo, podemos comprobar que esta imagen de Michelle Obama con el pelo rapado no es real, sino un montaje en el que la fotografía original, que publicó el propio Barack Obama en su perfil de Twitter, además de ser manipulada, ha sido invertida. 

Es importante también prestar atención a los resultados que arroja la búsqueda inversa de imágenes pues hay montajes que se mueven desde hace tiempo de forma incorrecta. Por ello, fíjate bien en que las fuentes que comparten la captura sean las originales a la hora de verificar una imagen.

En el TikTok @malditobulo te explicamos cómo realizar una búsqueda inversa.

¿Qué hacemos si la búsqueda inversa no nos ofrece resultados?

Que la búsqueda inversa de imágenes de distintos buscadores no nos ofrezca resultados no significa que la imagen no sea un montaje. En ocasiones, las fotografías están tan manipuladas que los buscadores no reconocen la captura original de la que procede. Un ejemplo de ello podrían ser las fotos de perfil que utilizan algunas de las cuentas trols de las que ya os hemos avisado en otras ocasiones. 

En Maldita explicaron cómo funciona la tecnología que crea caras de personas que no existen. Aunque algunas de ellas están tan bien hechas que a cualquiera podrían colárnosla, lo cierto es que las cuentas trols utilizan aplicaciones móviles como FaceApp que sí pueden dejar alguna pista de que la imagen está manipulada. Por ejemplo, si hacemos una búsqueda inversa de imágenes de la foto de perfil de la cuenta trol @Marujarramos (ahora @Maru_invencible) los buscadores no nos ofrecerán resultados. Sin embargo, si ampliamos y observamos bien la imagen, podemos ver una serie de desperfectos, borrones y malos recortes que indican que la captura ha sido manipulada.

Otro ejemplo sería el de la cuenta trol @trinidad_gonzo que también utiliza en su perfil imágenes manipuladas que la búsqueda inversa no reconoce. Si ampliamos una de las fotos de su cuenta, también podemos ver zonas emborronadas alrededor de la cara, otras con desperfectos y recortes mal realizados.

De hecho, si introducimos la imagen de perfil de esta cuenta trol en Sensity.ai, una herramienta que detecta ayuda a detectar deepfakes, esta señala que se trata de una GAN-Generated Face, es decir, una cara generada artificialmente con redes neuronales llamadas generativas adversariales, como ya explicamos en Maldita Tecnología.

La observación, la herramienta clave que todos tenemos

Aunque hay muchas herramientas que nos pueden ser útiles, hay una muy efectiva que tenemos todos y para la que no necesitamos conocimientos tecnológicos: la observación. En Maldita.es siempre decimos que la observación es clave para detectar los bulos y desinformaciones. Un ejemplo de ello es el de esta imagen que se viralizó en redes. ¿No te parece sospechosa? El primer paso siempre debe ser pararnos, observar y preguntarnos si hay algo raro en la imagen. En este caso, si hacemos una búsqueda inversa de Google, vemos que en la fotografía original no hay ninguna bandera.