Skip to main content
FBI bloqueó planeado ciberataque en un hospital infantil

FBI bloqueó planeado ciberataque en un hospital infantil

El Departamento Federal de Investigaciones (FBI) frustró un ataque cibernético planeado en un hospital infantil en Boston que iba a ser llevado a cabo por piratas informáticos patrocinados por el gobierno iraní, dijo el miércoles el director del FBI, Christopher Wray.

Wray indicó en una conferencia de seguridad cibernética del Boston College que sus agentes se enteraron del ataque digital planeado por un socio de inteligencia no especificado y le dieron al Boston Children's Hospital la información que necesitaba el verano pasado para bloquear lo que habría sido “uno de los ataques cibernéticos más despreciables que he visto”.

“Y las acciones rápidas de todos los involucrados, especialmente en el hospital, protegieron tanto a la red como a los niños enfermos que dependían de ella”, dijo Wray.

El jefe del FBI contó esa anécdota en un discurso más amplio sobre las amenazas cibernéticas en curso de Rusia, China e Irán y la necesidad de alianzas entre el gobierno de EEUU y el sector privado.

Dijo que la oficina y el Boston Children's Hospital habían trabajado en estrecha colaboración después de que un hacktivista atacara la red informática del hospital en 2014. Martin Gottesfeld lanzó un ataque cibernético en el hospital para protestar por el cuidado de un adolescente en el centro de una batalla de custodia de alto perfil y luego fue condenado a 10 años de prisión. El ataque contra el hospital y un hogar de tratamiento costó a las instalaciones decenas de miles de dólares e interrumpió las operaciones durante días.

“Children’s y nuestra oficina de Boston ya se conocían bien, antes del ataque de Irán, y eso marcó la diferencia”, dijo Wray.

No atribuyó un motivo particular al ataque planeado contra el hospital, pero señaló que Irán y otros países han estado contratando mercenarios cibernéticos para realizar ataques en su nombre.

Cuando se trata de Rusia, dijo, el FBI está “apresurándose” para advertir a los objetivos potenciales sobre las acciones preparatorias que los piratas informáticos están tomando para los ataques destructivos. En marzo, por ejemplo, el FBI advirtió que estaba viendo un mayor interés de los piratas informáticos en las empresas de energía desde el comienzo de la guerra de Rusia contra Ucrania.

Mientras tanto, los piratas informáticos de China han robado más datos corporativos y personales de los estadounidenses que todas las demás naciones juntas como parte de un objetivo geopolítico más amplio de "mentir, engañar y robar", dijo Wray.

El discurso tuvo lugar mientras el FBI continúa combatiendo los ataques de ransomware de bandas criminales, una preocupación constante para los funcionarios estadounidenses a pesar de la ausencia de intrusiones paralizantes en los últimos meses.

Wray enfatizó la necesidad de que las empresas privadas trabajen con el FBI para frustrar las pandillas de ransomware y los piratas informáticos del estado-nación, y agregó que construir esas relaciones es la clave del éxito.

“Lo que estas asociaciones nos permiten hacer es atacar a nuestros adversarios en todos los puntos, desde las redes de las víctimas hasta las computadoras de los piratas informáticos”, dijo Wray.

El FBI y otras agencias federales han estado trabajando para asegurar a las víctimas de piratería que les conviene denunciar las intrusiones y los delitos cibernéticos. Muchas empresas atacadas por pandillas de ransomware a menudo no acuden al FBI por una variedad de razones.

El senador estadounidense Rob Portman, republicano por Ohio y miembro de alto rango de la Comisión de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional del Senado, emitió un informe a principios de este año en el que critica la respuesta del FBI a algunas víctimas de ransomware. En dos casos, el FBI “priorizó sus esfuerzos de investigación y enjuiciamiento para interrumpir las operaciones de los atacantes sobre la necesidad de las víctimas de proteger los datos y mitigar los daños”, dice el informe. VOA (Foto: ArchivoI21) Informe21/LJ