Skip to main content
¿La disputa de Australia con Facebook y Google impactará a otros países?

¿La disputa de Australia con Facebook y Google impactará a otros países?

El primer ministro de Australia ha instado a Facebook a que retire su prohibición de acceso a las noticias para los usuarios australianos y que vuelva a la mesa de negociaciones con las organizaciones de medios. Advirtió además que otros países seguirán el ejemplo de su gobierno para que los gigantes digitales paguen por el periodismo.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, argumentó el viernes que la medida de Facebook era una amenaza. Desde ayer, las organizaciones de noticias australianas no pueden publicar historias en esa plataforma y las personas que intentaron compartir noticias existentes recibieron notificaciones de que no podían hacerlo.

¿Cómo empezó la disputa?

En 2018, un regulador del gobierno australiano lanzó una investigación sobre el impacto de Google y Facebook en la competencia a los medios y la publicidad.

La investigación de la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores (ACCC, por sus siglas en inglés) encontró un desequilibrio de poder entre las empresas de tecnología y los medios. Concluyó que fuera introducido un código de noticias a fin de nivelar las oportunidades de todos.

Para julio del 2019 ya el gobierno australiano había dado a conocer un proyecto de ley para hacer cumplir el código, lo que provocó amenazas de Facebook y Google de retirar sus servicios del país.

¿Código de noticias?

En virtud del código noticias se pide que las empresas de tecnología paguen por el contenido de los medios, aunque no define su valor. La norma permitiría a las empresas de noticias negociar con las de tecnología que aparecen en sus fuentes de noticias y resultados de búsqueda. Prevé, además, que si fracasan en un intento inicial de negociar, contratarán con el arbitrio de la Autoridad de Medios y Comunicaciones de Australia. Manejan multas unos 7 millones de dólares por incumplimiento o el 10% de la facturación local de la empresa.

Las autoridades de Australia han dicho que parten con Google y Facebook pero no descartan apuntar a otros gigantes de la tecnología. La ley tiene apoyo local y ya fue aprobada por la cámara baja del parlamento australiano. 

¿Qué argumenta Australia?

Canberra sostiene que los gigantes tecnológicos deberían pagar a las salas de redacción una cantidad "justa" por el periodismo que realizan. Afirman que el apoyo financiero es necesario para que la industria de noticias de Australia, vista como clave para el sostenimiento de la democracia,- sobreviva.

Los medios de comunicación, incluido News Corp Australia, del magnate Rupert Murdoch, mantienen la presión para que el gobierno siga adelante.

¿Qué dice Facebook?

Argumenta que "el intercambio de valor entre Facebook y los editores va a favor de los editores".

Considera además que las empresas de comunicación generan cientos de millones de dólares en ingresos:

"Los editores eligen voluntariamente publicar noticias en Facebook, ya que les permite vender más suscripciones, aumentar su audiencia y aumentar los ingresos por publicidad", ha dicho William Easton, gerente de Facebook en Australia y Nueva Zelanda.

Con todo ello, la empresa de Mark Zuckerberg está impidiendo que los usuarios australianos compartan o vean noticias. La empresa sostiene que la ley propuesta por Australia "malinterpreta fundamentalmente la relación entre nuestra plataforma y los editores".

¿Qué dice Google?

Google había amenazó primero con eliminar su motor de búsqueda de Australia si se aprobaba la ley. Sin embargo, ha acordado pagar a News Corp, de Rupert Murdoch, por el contenido de los sitios de noticias de todo su imperio de medios. El acuerdo es a tres años y la emporio de medios australianos dijo que va a colaborar con Google en una plataforma de suscripción, compartirían los ingresos por publicidad e invertirían en videoperiodismo en YouTube.

Por el momento no quedan claros otros desarrollos pero Google mantiene que podría llegar a acuerdos similares con otros medios locales.

¿Qué esperar en otras partes del mundo?

El gobierno y políticos de Australia creen que esta disputa podría animar a otros países a tomar medidas similares.

En este sentido es importante seguir de cerca, por ejemplo, que Microsoft ha apoyado la propuesta de ley.

"El código intenta razonablemente abordar el desequilibrio del poder de negociación entre las plataformas digitales y las empresas de noticias australianas", indicó Microsoft recientemente.

Intentos similares hemos visto en Europa. Una regulación de la Unión Europea sobre derechos de autor manifiesta que los motores de búsqueda y los agregadores de noticias deberían pagar a los medios de comunicación por los enlaces.

En Estados Unidos, las empresas de tecnología han sido cuestionadas en el Congreso. Está en discusión si su dominio se ha ido de control. VOA (Foto: Pixabay) Informe21/LJ