Skip to main content
Los falsos mitos de los tests y vacunas anticovid que generan inseguridad. Twitter

Los falsos mitos de los tests y vacunas anticovid que generan inseguridad

Metales pesados, imanes, grafeno y nanotecnología... muchos son los presuntos componentes que se acuñan a pruebas de despistaje de covid-19 y a las vacunas que estarían inoculando.

Pero ¿Es esto cierto? La respuesta en un rotundo no y a través de un hilo en redes sociales, expertos buscan explicar con mayor claridad para salir de dudas luego de que personas colgaran en Twitter videos haciendo tales afirmaciones.

¿El hisopo utilizado en los test PCR deja “magnetizado” el rostro?

No. Los hisopos no tienen componentes capaces de generar atracción magnética ni podrían introducirlos en la cavidad nasal.

“Un poco de nanopartículas de hierro u otro metal magnético, o de óxidos magnéticos de Fe, Co, etc. no podrían sostener el peso de un imancito como el mostrado en los videos ni de un cuerpo ferromagnético de dimensiones similares”, explicó el profesor argentino Francisco Sánchez.

“Para que el imán se adhiera a la nariz mediante fuerza magnética sería necesario meter dentro de la nariz muchas nanopartículas, otro imán, o un trocito de hierro o de acero por ejemplo. Estimo que ello sería muy incómodo y peligroso”, advierte.

¿Las vacunas contra el covid-19 “magnetizan” la zona en que se colocó la inyección?

¡No! Las vacunas tienen proteínas, lípidos, sales y sustancias que mantienen el pH. Nada que pueda atraer imanes o metales.

"No hay nada en las vacunas con lo que un imán pueda interactuar; hay proteínas, lípidos, sales, agua y sustancias químicas que mantienen el pH. Eso es básicamente todo, así que (lo mostrado en los videos) no es posible", dijo Thomas Hope, investigador de vacunas y profesor de biología celular y del desarrollo en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern

¿Las vacunas llevan una “solución metálica” que afecta los órganos y ocasionará muertes en masa?

Otra vez no. El único fin de las vacunas es generar anticuerpos y no contienen nada parecido a una “solución metálica”.

"En las vacunas hay material genético, proteínas, algún azúcar. Y ninguna de estas moléculas tiene propiedades magnéticas fuertes como para pegar un imán", dijo el doctor argentino Nicolás Torres.

¿Hay grafeno en las vacunas, y eso explicaría el "magnetismo" que se ve en los videos?

Si hubiese grafeno en las vacunas, serían de color oscuro. Además, ese nanomaterial no tiene propiedades magnéticas naturales.

"El grafeno no es soluble, por tanto, un dispositivo de grafeno no se podría inyectar en disolución", dijo Diego Peña, investigador del Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares, España.

"Si hubiese grafeno las vacunas serian suspensiones de color oscuro", adelantó. MV (Foto: Twitter)