Skip to main content
Luna del Cazador y oriónidas: una coincidencia maravillosa, muy pronto

Luna del Cazador y oriónidas: una coincidencia maravillosa, muy pronto

Como bien sabemos, el otoño es una época muy esperada para los amantes de la astronomía. Después de las perseidas o lágrimas de San Lorenzo en agosto, y la pausa de septiembre, el mes de octubre garantiza el disfrute para los observadores y curiosos del cielo nocturno. Primero fueron las dracónidas hace algunas noches, y ahora la Luna del Cazador y las oriónidas.

¿Por qué se llama "Luna del Cazador"?

La luna llena de octubre está al caer. Se trata de la conocida como ''Luna del Cazador''. Este nombre se eligió porque el plenilunio ocurre en una época del año previa a los meses más fríos, en la que los cazadores aprovechaban para llenar la dispensa.

Esta es la expresión más extendida, pero la luna llena de octubre recibe otras denominaciones. Por ejemplo, aquí en España también es conocida como "luna de la caída de las hojas"... ¡ya sabemos por qué! Luego, en el hemisferio sur se le denomina como "luna rosa", muy parecida a la que tenemos nosotros en abril, ya que por entonces florece el phlox musgoso, una flor típica de la primavera.

Nuestro satélite alcanzará su plenitud y su máximo esplendor el 20 de octubre a las 16:57 horas (peninsular), por tanto, la noche previa y la posterior serán perfectas para disfrutar de este plenilunio tan curioso. 

Luego: la lluvia de estrellas oriónidas

A pesar de que la luna ya dejará boquiabierto a más de uno, las oriónidas pueden ser otra gran apuesta para quienes sienten curiosidad por el cielo nocturno. Comúnmente conocidas como estrellas fugaces, las de Orión son los fragmentos desprendidos por el cometa 1/P Halley. Se trata de minúsculos objetos rocosos que surcan nuestro cielo todos los años, aproximadamente entre el 2 de octubre y el 7 de noviembre. La lluvia de estrellas tendrá su pico máximo la noche del 21 al 22 de octubre, con una tasa de actividad que variará entre los 15 y los 70 meteoros por hora.

A pesar de que es la época idónea para "cazar" alguna oriónida, este año será un mal año para su observación. Su pico máximo se producirá después de la famosa "Luna del Cazador", por lo que la oportunidad de ver alguna se reduce bastante por culpa de la gran luminosidad del cielo. De igual manera, para los que ansiamos eventos astronómicos de esta categoría esto no debe ser un impedimento, ya que las expectativas continúan siendo altas.

¿Qué hay que hacer para verlo todo?

El lugar de observación para ver alguna estrella fugaz puede ser cualquiera que nos proporcione un cielo oscuro. Según el Instituto Geográfico Nacional, es preferible observar la lluvia de estrellas desde un lugar que tenga pocos obstáculos para la vista y no utilizar instrumentos ópticos que nos limiten el campo de visión. En cambio, para observar la "Luna del Cazador", no habrá que hacer tanta maniobra ya que se impondrá en el cielo y lo iluminará toda la noche. Tiempo (Foto: Pixabay) Informe21/LJ