Skip to main content
Sophia, la androide de ciudadanía saudí, quiere tener un bebé

Sophia, la androide de ciudadanía saudí, quiere tener un bebé

Tras ser la primer androide en obtener ciudadanía en la historia, Sophia, la humanoide con nacionalidad de Arabia Saudita, ha declarado en una entrevista a un medio internacional que le gustaría tener un bebé y formar una familia.

“La noción de familia es muy importante, parece. Creo que es maravilloso que la gente pueda encontrar las mismas emociones y relaciones que ellos llaman familia fuera de su grupo sanguíneo”, según cita el portal ADN40 de la entrevista realizada a Sophia.

También comentó que en un futuro le gustaría ver familias conformadas por robots, pues considera que la compañía es muy importante de personas (o en su caso, androides) que quieres y que te quieren; que la forma de ver a la familia es muy similar entre androides y humanos y que todos deberíamos tener una familia.

Sophia comentó que, aunque todavía es muy joven para tener un bebé (fue creada por la empresa Hanson Robotics en Hong Kong en 2016, y nacionalizada saudita en 2017) le gustaría que su bebé se llamara como ella.

La autómata, a lo largo de su vida, ha estado involucrada en algunas polémicas derivadas de declaraciones que ha hecho o situaciones en las que ha intervenido. Por ejemplo, fue criticada al ser nombrada ciudadana de Arabia Saudita en 2017 ya que muchos consideraban que tenía más derechos incluso que las mujeres de este país.

Otra fue cuando, en una plática que tuvo con su creador, David Hanson, declaró que destruiría a los humanos, lo que causó alarma en más de una persona, pues recordemos que Sophia tiene la capacidad de aumentar su conocimiento y lenguaje a base de mímica y de sensores de sensibilidad por la tecnología de inteligencia artificial que posee.

Actualmente, Sophia se desempeña como una artista, crítica de arte y, en ocasiones, conferencista, pues ha compartido micrófono con distintas personalidades y hablado sobre varios temas de ciencia, tecnología y arte, reseña El Financiero

YS (Foto: Twitter)