Skip to main content
Vuelo al espacio con Jeff Bezos se subasta por $28 millones

Vuelo al espacio con Jeff Bezos se subasta por $28 millones

Un postor misterioso pagó 28 millones de dólares en una subasta el sábado por un asiento junto a Jeff Bezos a bordo del primer vuelo espacial tripulado de la compañía multimillonaria Blue Origin el próximo mes, informa VOA.

El fundador de Amazon reveló esta semana que tanto él como su hermano Mark tomarían asientos a bordo del vehículo de lanzamiento New Shepard de la compañía el 20 de julio, para volar al borde del espacio y regresar.

A los hermanos Bezos se les unirá el ganador de la subasta benéfica del sábado, cuya identidad se desconoce, y un cuarto turista espacial, aún sin nombre.

"El nombre del ganador de la subasta se dará a conocer en las semanas posteriores a la conclusión de la subasta", tuiteó Blue Origin luego de la venta.

"Luego, se anunciará el cuarto y último miembro de la tripulación, estén atentos".

El postor exitoso del sábado venció a unos 20 rivales en una subasta lanzada el 19 de mayo y concluyó con un frenesí de transmisión en vivo de 10 minutos.

Las ofertas habían alcanzado los 4,8 millones de dólares el jueves, pero se dispararon espectacularmente en la subasta final en vivo, aumentando en incrementos de un millón de dólares.

Las ganancias, además de una comisión del subastador del 6%, se destinarán a la fundación de Blue Origin, Club for the Future, que tiene como objetivo inspirar a las generaciones futuras a seguir carreras en STEM: ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Despegando de un desierto en el oeste de Texas, el viaje de New Shepard durará 10 minutos, cuatro de los cuales los pasajeros pasarán por encima de la línea Karman que marca el límite reconocido entre la atmósfera y el espacio de la Tierra.

Después del despegue, la cápsula se separa de su propulsor, luego pasa cuatro minutos a una altitud superior a los 100 kilómetros, tiempo durante el cual los que están a bordo experimentan ingravidez y pueden observar la curvatura de la Tierra.

El propulsor aterriza de forma autónoma en una plataforma a 3,2 kilómetros del lugar de lanzamiento, y la cápsula vuelve a la superficie con tres grandes paracaídas que la ralentizan a unos 1,6 km / h cuando aterriza.

El sueño de toda una vida

Bezos, quien anunció a principios de este año que dejará el cargo de director ejecutivo de Amazon para dedicar más tiempo a otros proyectos, incluido Blue Origin, ha dicho que volar al espacio era un sueño de toda la vida.

New Shepard de Blue Origin ha llevado a cabo con éxito más de una docena de pruebas sin tripulación desde sus instalaciones en las Montañas Guadalupe de Texas.

"Estamos listos para volar con algunos astronautas", dijo el sábado la directora de ventas de Blue Origin, Ariane Cornell.

El sistema de cohetes suborbitales reutilizables recibió su nombre de Alan Shepard, el primer estadounidense en el espacio hace 60 años.

Las cápsulas automatizadas sin piloto tienen seis asientos con respaldos horizontales colocados junto a grandes ventanas, en una cabina futurista con iluminación vibrante. Varias cámaras ayudan a inmortalizar los pocos minutos que los turistas espaciales experimentan la ingravidez.

Carrera espacial privada

El primer vuelo tripulado de Blue Origin se produce en un contexto de feroz competencia en el campo de la exploración espacial privada, con SpaceX de Elon Musk y Virgin Galactic, fundada por el multimillonario británico Richard Branson, todos luchando por el liderazgo.

Bezos tiene una rivalidad muy pública con Musk, cuyo SpaceX está planeando vuelos orbitales que costarían millones de dólares y enviarían a la gente mucho más lejos al espacio.

SpaceX ya ha comenzado a transportar astronautas a la Estación Espacial Internacional y es un competidor de los contratos espaciales gubernamentales.

Mientras tanto, Virgin Galactic espera comenzar vuelos suborbitales comerciales regulares a principios de 2022, con planes eventuales de 400 viajes al año.

Unas 600 personas han reservado vuelos, que cuestan entre 200.000 y 250.000 dólares, y se ha hablado de que el propio Branson participará en un vuelo de prueba este verano, aunque no se ha fijado una fecha. VOA / EA (Foto: Twitter)