Tensión política en Argentina tras pedido de renuncia a jefe de Banco Central

La presidenta Cristina Kirchner le pidió a Redrado su dimisión el miércoles por oponerse a la creación de un fondo, anunciado en diciembre por el gobierno, de 6.569 millones de dólares para pagar con reservas parte de la deuda de 2010, que suma 13.000 millones de dólares en total este año.

Su actitud recibió el apoyo de casi todo el arco opositor y economistas, aunque la central sindical y los banqueros pidieron que se aleje del cargo.

Redrado tiene mandato hasta el 23 de septiembre próximo al frente del Banco Central (BCRA), una entidad autónoma cuyo titular debe tener el aval del Congreso para su designación o eventual remoción.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, advirtió que si Redrado se niega a desembolsar las reservas para el pago de deuda, el gobierno apelará a la justicia porque, estimó, estaría "incurriendo en incumplimiento de su mandato de funcionario público".

La estrategia de la oposición, que brindó apoyo mayoritario al titular de la autoridad monetaria, apunta a lograr una medida cautelar en la justicia para que no se aplique el decreto por el que se creó el fondo y ganar tiempo hasta que esa norma oficial sea tratada en el Congreso, ahora en receso.

El conflicto se trasladó al seno del directorio del Banco Central, que este jueves estaba reunido sin la presencia de Redrado, quien dijo desconocer el encuentro, según medios de prensa.

El vicepresidente del Banco Central, Miguel Angel Pesce, rechazó la actitud de Redrado al advertir que el decreto de necesidad y urgencia firmado por Kirchner para la creación del fondo "tiene rango de ley (y) debe ser cumplido".

Roberto Lavagna, ex ministro de Economía que en 2005 negoció la deuda en default de 2001, sostuvo que el gobierno creó el fondo porque "durante tres años gastaron el superávit fiscal y ahora hay una urgente necesidad de caja y por el endeudamiento externo".

La formación del fondo fue anunciada en diciembre pasado por la presidenta, quien dijo que permitirá "dar a los mercados internacionales la seguridad del cobro de la deuda".

El gobierno reabrió ese mismo mes por decreto el canje de la deuda en mora por unos 20.000 millones de dólares para normalizar la situación financiera del país y estimó que la propuesta tendría una aceptación del 60% de los bonistas que no se sumaron a la negociación de 2005, cuando 76,15% de los tenedores aceptaron con quita la iniciativa.

La poderosa central sindical mayoritaria CGT y la influyente Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA), que reúne a las entidades financieras privadas de capitales locales, le reclamaron a Redrado que renuncie al cargo que mantiene desde 2004.

"No es tiempo de extremar posiciones. El sistema financiero se ha comportado de manera muy equilibrada durante la crisis y el público así lo ha reconocido, manteniendo sus depósitos y conservando la confianza en el sistema", señaló ADEBA en un comunicado.

La Bolsa volvió reaccionar negativamente este jueves con una baja de 1,23% en la apertura.

Fuente: AFP

EA

Categoria: